«Tengo ganas de acabar ya la temporada», comenta

Una vez más, Maverick Viñales se ha mostrado muy contrariado con los resultados que está consiguiendo este fin de semana en Valencia. El piloto del Movistar Yamaha saldrá 13º después de no conseguir ni siquiera pasar a la Q2, acusando muchos problemas sobre una M1 con la que los dos pilotos oficiales están sufriendo de lo lindo este fin de semana.


Frustración. Ese es el término que mejor define la situación actual de Maverick Viñales, que destaca que está deseoso de acabar ya esta temporada y pasar página en un fin de semana que está siendo nefasto, en el que partirá desde la 13ª plaza. Preguntado por si él tiene parte de culpa en cómo están siendo las cosas en esta segunda mitad de temporada, Maverick ha sido muy claro: «Es un equipo, así que todos tenemos la culpa. Quizá yo hubiera tenido que ser más estricto y pedir las cosas más estrictamente, fiarme más de mis sensaciones y menos de los demás».

Este comentario denota que Maverick no está contento con los cambios que se han hecho durante la temporada, sobre todo después de que se desechara el chasis con el que él había ganado tres de las cinco primeras carreras para cambiarlo por una nueva versión que no ha dado resultados: «No es que no se me haya hecho caso, es que probando tantas cosas te pierdes y al final no tienes sensaciones. Si en un entrenamiento haces una cosa y en otro otra, cambian los neumáticos, la temperatura… Esta temporada ha sido muy difícil y en Valencia no está ayudando nada el hecho de que la moto no va. Estamos con ganas de acabar ya la temporada y empezar la siguiente».

Dani Pedrosa aseguró el jueves que desde que se cambiaron los neumáticos y se introdujo el nuevo compuesto delantero, Dovizioso empezó a ganar y Viñales fue hacia atrás, pero el de Rosas no está del todo de acuerdo y no está contento por las dificultades que han tenido para encontrar soluciones a los problemas: «Puedes tener problemas en dos carreras, pero a la tercera tiene que haber una solución. En un campeonato de 18 carreras hay que ser hábil y rápido para evolucionar. No porque cambie el neumático tenemos que ir mal, ya que ese cambio es para todos».

«Me preocupa mucho», dice Viñales sobre la influencia de estas malas sensaciones en el circuito en el que empezarán a probar el martes las novedades para el próximo año.

El piloto del Movistar Yamaha destaca que el principal problema está siendo a la hora de girar la moto, algo extraño tratándose de la Yamaha y más propio de una moto como la Ducati. No obstante, Maverick deja claro que con este nuevo chasis no es posible hacerlo: «En lo único en lo que hemos ganado es en parar mejor la moto, porque para girar no funciona este chasis. En otros circuitos como en Phillip Island, en las curvas rápidas es donde la mayoría de las Yamaha hacíamos el tiempo, por lo que sufres un poco menos. Al igual que en Malasia. Pero aquí necesitas que la moto gire y si no lo hace no vas rápido. Desde mitad de temporada hasta hoy siempre ha sido un problema de la moto, que no giraba, y ese problema aquí es bastante grande. Hemos intentado cambiar la moto y hacer de todo, pero sigue igual».

Por último, no se muestra nada optimista para la carrera de mañana, en la que abrirá la quinta fila de parrilla: «Trataremos de hacer la mejor carrera posible, aunque va a ser difícil mejorar porque la moto ya no tiene más. Tengo muchas ganas de acabar la carrera y que sea martes para ver si tenemos la oportunidad de volver a lo que teníamos al principio de temporada».