Viñales mandó callar tras cruzar la meta: «Eso me lo decía a mí mismo»

Gran balón de oxígeno para Maverick Viñales, que necesitaba la victoria para quitarse una losa de encima. Su triunfo en Misano llega tras haber cambiado el planteamiento de trabajo durante el fin de semana, pensando en carrera desde el FP1 y consiguiendo una puesta a punto óptima para no sufrir tanto en las primeras vueltas. La victoria le catapulta al segundo puesto de la general, a sólo un punto del liderato de Dovizioso.


Victoria importante, con tintes reivindicativos para los que dudaban sobre su potencial. El planteamiento del fin de semana, diferente a los anteriores, clave en el triunfo: «Me sabe bien esta victoria. Mucha gente dudaba mucho de mí y la mayor parte de ellos pensaban que era un problema de mentalidad, pero mi mentalidad es siempre la misma. Siempre tengo la mente puesta en ganar y no había encontrado suficiente confianza como para apretar desde el principio. Pero esta vez hemos tratado de trabajar siempre en la puesta a punto de carrera durante el fin de semana, para recibir la máxima información posible y ver qué podíamos mejorar en la puesta a punto de carrera. Hemos dado pasos adelante y estoy muy satisfecho con todo el trabajo que ha realizado el equipo».

Unos cambios en la puesta a punto y un trabajo durante el fin de semana que han sido bastante efectivos: «La diferencia en los reglajes me ha permitido ir a tope desde el principio, apurando mucho la frenada y también la trazada. Es muy importante, porque después de lo que pasó en la primera carrera, cuando Miller me ha pasado en la primera vuelta, podía perder ahí la carrera y no quería que se repitiese lo mismo. Me he centrado todo el fin de semana en frenar lo más tarde posible y en cerrar las puertas, y nos ha ido muy bien. Me han adelantado porque he cometido un error, no porque fuese lento en ningún sector y eso es lo más importante. Para las siguientes carreras no lo sé, vamos a tratar de disfrutar este momento, que es lo más importante, y mañana ya pensaremos en Barcelona. Por el momento, ahora nos quitamos un peso de encima y esta victoria es muy importante también para el equipo, porque ahora aumenta también su confianza».

Trabajar pensando en carrera, algo a tener muy en cuenta tras los frutos conseguidos en Misano: «Mi mentalidad es estar muy cerca de ello, siempre pienso en la carrera e intento trabajar a tope en el box. En cuanto a los neumáticos, a veces nos equivocamos y queríamos escoger lo mismo que las otras Yamaha, porque al final queremos ser la primera Yamaha. Ha funcionado muy bien y estoy encantado, por por fin hemos sido capaces de hacer un buen trabajo en equipo, especialmente en los terceros libres, en los que dimos pasos muy importantes en la puesta a punto de la carrera. Mi mentalidad va a ser la misma, con los pies en el suelo para intentar seguir mejorando en Montmeló».

Gran diferencia respecto al domingo pasado: «Me encontré muy mal con la moto la semana pasada, pero esta situación nos ha dado la oportunidad de mejorar y de llevarnos a la realidad del momento de carrera con la moto, con la puesta a punto. Por eso tenía dificultades el viernes, pero mejoramos mucho para el sábado y también para el domingo, por lo que estoy satisfecho del trabajo realizado por el equipo. De todas formas, tenemos que tener los pies en la tierra y mejorar carrera a carrera, pero estoy muy contento de estar aquí de nuevo».

Sobre el gesto de mandar callar cuando ha cruzado la meta. Asegura que no va dedicado a nadie, sino a él mismo: «Me lo estaba diciendo a mí mismo, porque tenía que callarme y calmarme a mí mismo, sobre todo cuando las carreras no salen como quieres. Siempre he tenido la mentalidad de estar delante, así que cuando la carrera no sale como quiero me quedo muy frustrado. Me lo estaba diciendo a mí mismo, a nadie más y la verdad es que me siento muy satisfecho y feliz porque he podido apretar desde el inicio y luego he mantenido muy buen ritmo. Creo que el final de la carrera para nosotros ha sido rápido y he tratado de conseguir cruzar la meta. Me he sentido muy fuerte desde la octava vuelta hasta el final, que es algo en lo que hemos mejorado muchísimo, así que tenemos que prestar mucha atención a todo lo que hemos hecho este fin de semana, ya que me he sentido muy bien desde la primera vuelta y he visto dónde estaban nuestros puntos débiles respecto a la Ducati. He podido jugar nuestra baza al final de la carrera y nos ha salido muy bien. Eso es lo más importante, volver a sentirse fuerte, volvernos a sentir con todo el potencial que tenemos. Estoy muy contento de haber sacado el máximo a la moto este fin de semana».

NombreMaverick Viñales
Dorsal12
PaísEspaña
Ver ficha completa

Reencuentra su mejor versión: «Maverick nunca se fue, siempre ha estado aquí. Simplemente teníamos que intentar sacar el máximo potencial a la moto en carrera. Me he sentido mucho mejor en frenada, porque he podido extraer todo el potencial en ese aspecto y también en velocidad punta. He tenido mucha más confianza con el tren delantero y eso me ha hecho sentir muy bien. Ayer di una gran vuelta en entrenamientos, y hoy en carrera, sobre todo al inicio, he podido apretar para tratar de escaparme del grupo. Eso es lo que me deja contento».

No tiene claro si hubiese dado caza a Bagnaia, que se ha ido al suelo a siete vueltas del final cuando tenía 1.1 sobre Maverick: «No sé si podría haber alcanzado a Bagnaia, porque él hoy iba muy rápido, sobre todo en el tercer sector. Lo que veo es que cada vez estaba más cerca y el equipo me estaba animando constantemente, lo que quiere decir que estaba yendo bien. En las últimas vueltas apreté más, pero había un momento más crítico con los neumáticos. Así que no sé si podría haberle cazado, pero sí que podría haber disminuido la ventaja. No sé si lo suficiente como para adelantarle».

Deja un comentario

Volver a la home