Viñales venció con autoridad en Assen

Ocho meses después de su último triunfo, que también fue el último de Yamaha, Maverick Viñales volvió al escalón más alto del podio de MotoGP tras una sensacional carrera en Assen. El gerundense espera mantener esta dinámica y el gran nivel que ha alcanzado en los dos últimos Grandes Premios. «Desde Mugello, Yamaha ha hecho una gran revolución dentro del box y nos está funcionando», comentó.


Análisis en el micrófono de DAZN de su primer triunfo de la temporada: «Lo que noto es que hemos hecho bien el trabajo de viernes a domingo. Eso era lo más importante, finalizar este domingo con un buen sabor de boca. Estoy súper contento. Podría describir en pocas palabras lo que siento ahora mismo. Realmente, desde hace unas semanas todo está funcionando mucho mejor, estamos encontrando un rumbo, un camino. Estoy muy contento, me siento muy querido y eso para mí es muy importante. Poder llegar a Assen y rematarlo el domingo ha sido espectacular. Me gustaría dedicarle esta victoria a Óscar, que falleció hace poco [un amigo enfermo de cáncer al que ayudó sufragando los gastos de una pierna ortopédica] y a mi abuela, que siempre me está apoyando desde lo más lejos».

Las claves para este paso adelante de los dos últimos Grandes Premios: «Más tranquilidad. Intentar buscar esa estabilidad que me daba ser fuerte. En Montmeló ya encontré un poco más de estabilidad y pude disfrutar del fin de semana. Estaba bastante fuerte. Me quedé con un sabor agridulce, pero sabía que si trabajaba duro, Assen era una mejor pista sobre todo para mí y para mi estilo de pilotaje. Una vez he visto la oportunidad, no la he desaprovechado. Nunca sabes cuándo la vas a volver a tener. He trabajado al máximo durante todo el fin de semana, ya en el FP1 me sentí muy bien. El equipo ha hecho también muy buen trabajo y les quiero dar las gracias. También a Yamaha, que desde Mugello ha hecho una gran revolución dentro del box y nos está funcionando».

Un planteamiento de carrera que ha tenido que ir improvisando con el paso de las vueltas: «Mi idea era coger la primera posición lo antes posible y tirar, porque sabía que el ritmo de 1:33 lo podía mantener toda la carrera. He cometido algún fallo que me ha hecho ir para atrás y después al adelantar a Márquez he cometido otro fallo, quizá por querer apretar demasiado. No quería bloquear la rueda delantera, así que he preferido irme largo. Al principio estaba conservando neumáticos, pero no ha sido fácil, porque me ha costado mucho adelantar a Marc. En las rectas se me iba mucho y tenía que prepararme muy bien los adelantamientos. Estoy muy feliz por este momento y sobre todo por cómo ha llegado».

La Yamaha, a un gran nivel en Assen: «Una vez acabó Mugello, sabíamos que no teníamos nada que perder. Lo único que nos toca era estar en el podio y ganar carreras, así que vamos a ir a por ello. No queda otra. Voy a intentar dar mi máximo, como siempre, sacar mi talento e intentar llevar a la Yamaha al máximo. Es lo que se ha mostrado hoy. Hoy era una moto muy competitiva y estaba a un gran nivel, si no es muy difícil ganar a Honda y a Marc. Quiero agradecer a Yamaha el espectacular trabajo que ha hecho este fin de semana».

¿Qué ha cambiado en Yamaha en las últimas carreras?: «La sensación que tengo es que he cambiado más yo que la moto. He cambiado muchísimo yo, mi manera de pensar, de estar encima de la moto y de pilotar. Sobre todo pilotando más como soy yo, más libre y más agresivo. Eso me da más sensaciones y eso para mí es muy importante. En Montmeló ya hicimos un cambio muy importante en la puesta a punto y me sentí mucho mejor, e intentaré pilotar a mi manera siempre. Habrá circuitos en los no será tan fácil y otros que irán mejor, pero intentaremos estar siempre en el podio».