Maverick Viñales encuentra el camino: «Hacía tiempo que no tenía estas sensaciones»

Bagnaia contiene a Viñales en una emocionante carrera en Silverstone

Aleix Espargaró: «Tengo mucho dolor y está empeorando»


Maverick saldrá segundo en Silverstone

El piloto de Aprilia se sigue asentando en las primeras posiciones y ha conseguido clasificarse en primera fila por primera vez desde que es piloto de Aprilia. Mañana luchará por su primer triunfo con la marca italiana: «Me ha salido todo muy natural este fin de semana».


La dinámica de Maverick Viñales con la Aprilia es cada vez mejor. El piloto gerundense está experimentando un crecimiento constante con la RS-GP, como ya demostró luchando por el podio en Sachsenring, consiguiéndolo en Assen y ahora ratificándose como candidato a la victoria en Silverstone.

Viñales saldrá segundo mañana tras haber logrado su mejor resultado de parrilla con la marca de Noale y sueña con su primera victoria con ellos en MotoGP, en el mismo escenario en el que ya logró en 2016 su primera victoria con Suzuki. Todo ello, sin perder de vista la posibilidad de ayudar a su compañero Aleix Espargaró si éste lo necesitara:

Su mejor fin de semana con Aprilia: «Estoy encantado con el trabajo que hemos realizado. Durante todo este fin de semana me ha salido todo muy natural sobre la moto y eso es lo que buscamos. La clasificación ha sido buena, he empujado al máximo y tenía muy buenas sensaciones. Hacía mucho tiempo que no tenía esas sensaciones apretando a una vuelta, pero hemos construido un buen fin de semana y estamos preparados para la carrera de mañana».

Preguntado sobre si ya ha alcanzado el aprendizaje necesario con la Aprilia, tiene claro que aún hay margen: «Creo que nos queda mucho todavía, porque apenas esto es el comienzo de la relación. Está claro que estamos trabajando muy duro con Aprilia, pero hay algunas partes en las que hemos mejorado y otras en las que aún la moto se puede adaptar mejor a mi estilo de pilotaje. Al final es una relación de equilibrio entre las dos partes, pero estamos llegando ahí. Lo positivo es que estamos progresando y cada fin de semana me siento mejor, y mañana espero encontrarme todavía mejor sobre la moto. Ahora llegan circuitos en los que soy bastante fuerte. No hay otro secreto más allá que el trabajo duro».

Foto: Jesús Robledo

Y ahonda más en lo que le queda por mejorar: «Mi forma de mejorar pasa por entender un poco más el tema de la potencia de la moto y tratar de tener cada vez más confianza, entender mejor el par motor y la entrega de potencia, ir aprendiendo cada fin de semana y mantener esta inercia correcta. Mi confianza aumenta en cada carrera, entiendo mejor la moto y es más fácil para mí empezar el viernes yendo rápido y facilitarle el trabajo al equipo. Estoy contento de ver cómo vamos progresando, pero aún queda mucho trabajo por hacer. Mañana es un día importante para crecer y para crear esta confianza». 

Tras el primer podio... ¿la primera victoria?: «Es un sueño y es algo que llegará. En Assen ya disfruté mucho y fue un sueño estar en el podio, pero para continuar ahí tenemos que seguir creciendo. Aprilia está trabajando muchísimo con Aleix y conmigo, y tenemos que creer por parte de Aleix en conseguir el campeonato y por mi parte en ganar carreras». 

Teniendo en cuenta que Aleix está lesionado tras su dura caída de este sábado, opina sobre cuál podría ser la forma de echarle un cable a su compañero: «La mejor manera de ayudarle a él y a Aprilia es mantenerme delante. No hemos hablado de nada en este sentido. Es una cuestión de estar una posición en la que quizá le pueda ayudar, pero en mi mente lo que tengo ahora mismo es tratar de entrar en las posiciones de cabeza lo más rápido posible. En MotoGP ahora mismo las diez primeras vueltas son decisivas y quiero estar ahí, peleando. Y por supuesto, si tengo la oportunidad de ayudarle, lo haré».