Viñales saldrá 19º en Qatar

Siguen los problemas para Maverick Viñales en Qatar. El piloto de Aprilia saldrá 19º en la primera carrera del año tras un fin de semana de dificultades, sobre todo con el tren delantero.


Maverick Viñales no encuentra, por el momento, el camino en Qatar. El gerundense ya acusó problemas con el tren delantero en pretemporada, aunque se manifestaron de forma mucho menor en Sepang y Mandalika que como lo están haciendo en Qatar. Así las cosas, Maverick ha pasado de ser uno de los pilotos más rápidos en los test a estar en la parte trasera de parrilla. «Mi problema viene sobre todo con el tren delantero. Pierdo todo el rato el tren delantero y no puedo empujar, sobre todo con neumático nuevo. Con neumático usado va mucho mejor», explica sobre los problemas.

De cara a la carrera confía en poder remontar, ya que su vuelta a vuelta es más competitivo que el time-attack: «Creo que mi ritmo es mucho mejor que a una vuelta. En el FP4 con neumático muy usado he conseguido rodar en 1:55.0, que está muy bien. Es una carrera para entender y mejorar. Lo sabemos. Ya dije al equipo que tenía muchos problemas de delante en Malasia y en Mandalika, y aquí tenemos más aún. Necesitamos encontrarlo. La única forma es trabajar, trabajar y trabajar. No hay otra». 

NombreMaverick Viñales
Dorsal12
PaísEspaña
Ver ficha completa

Sobre cómo afronta la carrera saliendo desde la séptima fila de parrilla, Maverick expone que «si mañana encontramos algo que nos funcione bien, será divertida porque empezamos atrás y podremos ir hacia delante. De todas formas, es una carrera para aprender. Es tan sólo la primera de la temporada. Sabía que iba a ser difícil con esta moto, porque no tengo nada de experiencia, y como siempre hemos dicho, una cosa es dar 70 vueltas en un circuito, que al final te lo sabes de memoria, y la otra son 40 minutos. Es mucho más difícil también para el equipo, para encontrar una puesta a punto», respondía a la pregunta de MOTORBIKE MAGAZINE.

Tiene claro que la fórmula para remontar la situación no es otra que seguir trabajando: «Aquí no hay que llorar, hay que trabajar, trabajar y trabajar. Es lo que estamos haciendo. Nos gustaría estar delante, pero ahora estamos atrás del todo. Al menos tendremos que intentarlo», zanja Maverick.