Tercer podio del año para Viñales (3º)

Maverick Viñales ha sumado en Misano su tercer podio en las últimas cuatro carreras tras acabar tercero, sólo superado por Bagnaia y Bastianini. «He disfrutado muchísimo, desde la salida hasta la última vuelta», afirmaba el de Aprilia.


Además de la hegemonía de Pecco Bagnaia, que ha sido el ganador de las cuatro últimas carreras, si hay un piloto que también está atravesando un momento realmente dulce es Maverick Viñales, que suma tres podios en esas últimas cuatro citas.

La victoria con Aprilia aún se le está resistiendo, pero Viñales ha encontrado la solidez con la RS-GP y los podios de Assen (3º), Silverstone (2º) y Misano (3º) así lo demuestran. Al contrario de lo habitual, Viñales fue muy incisivo en las primeras vueltas y perdió ritmo en la última parte de la carrera. En su comparecencia en el micrófono de DAZN después de la carrera, reconocía que esa intensidad de las primeras vueltas ha podido ir en su contra después: «Lo he pagado un poco. He salido a hacer time-attack cada vuelta. Estoy contento de la salida, de las primeras vueltas, de atacar a Pecco... Todavía hay cosas que mejorar, pero estoy muy feliz con el resultado y feliz de cómo estamos trabajando. Lo estamos dando todo junto a Aprilia. Estoy contento también de que haya dos días de test, porque podré ponerme la moto más al gusto y esto me hará mejorar. Y gracias también tanto a Raquel (su mujer) como a Nina (su hija), porque me apoyan desde casa, y en mis tiempos más difíciles eran la luz que me hacía trabajar cada día. Muy feliz por lo que estamos consiguiendo, porque me siento satisfecho realmente de este resultado de hoy».

Maverick Vinales MotoGP Misano

Foto: Jesús Robledo

 

Viñales se ha tirado buena parte de la carrera detrás de Bagnaia, al que considera que era «muy difícil» adelantar, aunque tenía un punto preferido en el que intentarlo: «Lo quería probar en la 14, que ahí frenaba fuerte, pero Pecco cerraba muy bien el hueco. Hoy eran difíciles de batir. Lo he probado hasta el final. Luego iba arriesgando demasiado y la parte trasera me derrapaba mucho en la entrada a curva, y he preferido llevar a casa unos buenos puntos y un buen aprendizaje», añadía Maverick, que perdió algo de fuelle en la parte final de la carrera.

El gerundense se mostraba muy contento por cosechar un resultado así en Italia: «Poder estar en el podio en casa de Aprilia y del Grupo Piaggio es algo espectacular».

Sobre lo que necesitaba para haber luchado por algo más, Viñales mencionaba que le ha faltado «un poco de grip entrando en curva, sobre todo de atrás. Pero es algo en lo que hay que trabajar, porque ya me pasó en Silverstone y me pasó en Assen. Imagino que puede ser un poco la característica de la moto, en la manera en la que yo puedo ingresar en la curva, quizá soy demasiado agresivo. Dos días de test nos vendrán fenomenal para mejorar eso y eso es lo que nos falta para ir a por la victoria».

Maverick reconocía que se lo había pasado muy bien en la carrera, sobre todo en las primeras vueltas: «He disfrutado muchísimo, desde la salida hasta la última vuelta. Qué decir... Dar las gracias a Aprilia, porque ha confiado en mí y sigue confiando. estamos haciendo una buena evolución y hay que seguir a tope. Sabemos que nos llegará la hora de ir a ganar una carrera. Hoy lo he probado, he buscado todos los huecos posibles, pero Pecco (Bagnaia) y Enea (Bastianini) han pilotado fantástico y también les quiero felicitar a ellos», finalizaba en su intervención en DAZN.

Maverick Vinales podio MotoGP Misano 2

Foto: Jesús Robledo

NombreMaverick Viñales
Dorsal12
PaísEspaña
Ver ficha completa

 

«Sé el potencial que tengo y dónde puede llegar Aprilia»


Viñales cree que las Ducati, sobre todo las de Bagnaia y Bastianini, eran muy complicadas de batir este domingo: «Ellos tenían algo más. Siempre tuve en mente la carrera de 2020, cuando presioné a Pecco y cometió un error, pero ha mejorado (se rie). No ha cometido el mínimo error. Cuando me adelantó Enea comencé a tener errores, y hoy tocaba acabar terceros», reconocía en la rueda de prensa del podio.

Menciona que ha apretado para intentar que sus rivales pudiesen cometer un fallo que no ha llegado, ya que la carrera de Bagnaia ha sido perfecta: «Yo lo estaba esperando. Me habría encantado estar luchando con ellos, pero prefiero ganar por mí mismo y no por el error de otros rivales».

Después de un tormentoso adiós a Yamaha y de una adaptación difícil pero progresiva a la Aprilia, Viñales ha encontrado el camino: «Estoy más que orgulloso. Nunca he tirado la toalla y sigo trabajando. Sé el potencial que tengo y dónde puede llegar Aprilia».

Al parecer, tal y como han publicado diversos medios Manuel Cazeaux (jefe técnico de Rins en Suzuki y ex de Maverick en Suzuki) será su jefe de mecánicos el año que viene. Esto decía al respecto: «Se está confirmando algo que yo no sé. He tenido siempre buenas sensaciones con Manu, cuando comenzamos a trabajar en 2015. Conozco a Manuel y da el máximo por la victoria. Pero qué puedo decir ahora, el equipo está dando el máximo y tengo muchísima confianza en el grupo».