«Ayudaré a Aleix si tiene opciones de título, sin duda»

Maverick Viñales se mostró exultante tras sumar su primer podio con Aprilia. El piloto gerundense acabó tercero en Assen, donde el año pasado anunció su adiós a Yamaha y donde este año se sentía «el hombre más feliz del mundo».


El primer podio de Maverick Viñales con Aprilia ya es una realidad. Sólo una semana después de haberlo peleado por primera vez en Sachsenring, donde tuvo que retirarse por una avería con el holeshot, el piloto gerundense ha podido saborear las mieles del podio con la marca de Noale.

Todo ello, en una carrera en la que salía 11º tras una mala Q2, pero en la que ha ido progresando a marchas forzadas hasta llegar al tercer puesto, beneficiado también por el incidente entre Fabio Quartararo y su compañero Aleix Espargaró.

Finalmente, Viñales ha terminado justo por delante de Aleix, dándole a Aprilia un podio más tras los cinco que ha cosechado el #41 en lo que va de temporada.

El podio ha llegado precisamente en Assen, el circuito en el que el año pasado se anunció que se iba a marchar de Yamaha, ya que la relación con la marca de Iwata había tocado fondo. Un año después las cosas son muy diferentes, Viñales se encuentra mucho más feliz y motivado, y empieza a encontrar el camino con la marca de Noale.

Foto: Jesús Robledo

Muy satisfecho tras su primer podio con Aprilia: «Ha sido una carrera difícil, pero he disfrutado mucho. Veníamos de Sachsenring, donde pensamos que podríamos luchar por el podio, y mantuvimos esa inercia y motivación. Sabíamos que podríamos estar delante, pero nunca esperaba recuperar tantas posiciones en las primeras vueltas. Sólo puedo darle las gracias a Aprilia porque están trabajando fantástico».

Cada vez más adaptado a la Aprilia y confiado en sacarle el máximo partido en otros circuitos que están por venir: «Paso a paso vamos consiguiendo nuestro rendimiento. Sé que aún nos queda mucho y ahora llegan Silverstone, Misano y muchos circuitos donde voy muy rápido y en los que trataré de luchar por la victoria. No será fácil, muchos pilotos van muy fuerte y no tengo ese nivel tan alto, pero poco a poco nos vamos acercando».

El primer podio con Aprilia, justo un año después de anunciar su adiós a Yamaha. Se encuentra en un gran momento deportivo y personal: «Han ocurrido muchas cosas, pero ahora mismo soy el hombre más feliz del mundo. No puedo pedir nada más. Tengo una moto muy competitiva, un equipo de fábrica muy bueno, Aprilia me está apoyando, tengo una familia maravillosa…no puedo pedir más. Tengo todo lo que he soñado y estoy preparado para ir al máximo. Voy a mejorar cada día para ser más fuerte, y no es fácil porque el nivel competitivo en MotoGP es muy alto, pero yo ya sé lo que soy capaz de conseguir. Veremos dónde me encuentro en la última carrera de la temporada».

Las clasificaciones, su punto débil a día de hoy: «Esto es una consecuencia del trabajo duro que hemos hecho y de no tirar la toalla. En muchas carreras he sido fuerte. En Austin recuerdo que iba rápido, pero salía 15º en parrilla; en Mugello y en Sachsenring también era rápido. Siento que tengo potencial para estar en cabeza, pero tenemos que mejorar en el clasificatorio, aunque en las últimas carreras hice buenas primeras vueltas y ya me encontraba en cabeza. Siento que tengo más potencial si comienzo en primera o segunda fila. Nuestro gran objetivo para la siguiente parte de la temporada es mejorar en los clasificatorios».

«Cuando estoy en el clasificatorio, de alguna manera, no soy capaz de extraerle el máximo potencial a la moto, sobre todo cuando tengo neumáticos nuevos detrás y no puedo cerrar las curvas bien. Ahí soy lento en la mitad de la curva. Puedo conseguir buenos tiempos con gomas usadas, y esto significa que tenemos buen ritmo de carrera, pero tengo que hacer una buena puesta a punto para ir mejor en el time-attack. Seguro que en la segunda temporada seremos más fuerte».

Foto: Jesús Robledo

«Si Aleix tiene la oportunidad de luchar por el campeonato y le tengo que dejar pasar, lo haré»


No sabía nada sobre la espectacular remontada de Aleix hasta que llegó a meta: «Honestamente, pensaba que se había retirado en carrera. Así que cuando me di la vuelta y le vi, dije: “Qué rápido ha ido”. Estoy muy contento por Aprilia, hoy teníamos muchísimas ganas de estar los dos en el podio, y también muy contento por Aleix, que hoy ha recortado muchos puntos en el campeonato y puede haber una segunda parte de temporada muy interesante. Si tengo la oportunidad de ayudarle a él y a Aprilia, lo haré. Nosotros siempre pensamos en trabajar como un equipo. Desde Mugello estamos trabajando muy bien de manera conjunta y eso hace que seamos más fuertes».

Ayudará a su compañero de equipo en la lucha por el título si lo necesita: «Aleix está en la lucha por el título. Si ese es el caso, tenemos que pensar en el grupo, en nuestro equipo. Si en alguna carrera voy más rápido será importante que Aleix finalice antes que yo. Estoy trabajando para Aprilia muy bien desde Mugello y hemos encontrado la manera en conjunto para ser más fuertes. Si Aleix tiene la oportunidad de luchar por el campeonato y le tengo que dejar pasar, lo haré. Le voy a ayudar si tiene oportunidades, sin duda».

Interesante reflexión sobre labor de equipo que hay entre ambos: «Trabajamos juntos en muchas cosas. Hay algunos circuitos donde puedo hacer algunas cosas mejor que él, muy pocas, y él hace muchas cosas mejor que yo. Es un proceso de aprendizaje, aprendemos los unos de los otros. Yo he tratado de ayudarle en la curva 12 y él a mi en la 15. Esa es la forma en la que trabajamos. Fuera de la pista tenemos un sueño que es llevar a Aprilia a ganar el campeonato de equipos. No importa si él es el primero o yo el segundo, queremos que esta moto sea la más competitiva y para ello nos ayudamos. Aquí me ha ayudado Aleix en algunas curvas donde yo no era tan fuerte y él conoce muy bien la moto. La moto se le ajusta como un guante y tengo que aprender un par de cosas de él».

Deja una respuesta

Volver a la home