Maverick Viñales apunta a esa como una de las razones del gran rendimiento de Zarco en lluvia

Después de acabar noveno en los entrenamientos cronometrados del GP de Argentina, Maverick Viñales tendrá que remontar mañana en carrera. El piloto del Movistar Yamaha ha quedado por delante de su compañero, Valentino Rossi (saldrá 11º el italiano), pero el resultado de los dos pilotos oficiales ha sido malo en las complicadas condiciones en las que se ha celebrado la Q2.

Una vez más han sido superados el sábado por la M1 satélite de Johann Zarco, que volverá a salir desde la primera fila. Tal y como ha comentado después en ‘GMovistar MotoGP’, la explicación para Viñales radica en el motor que lleva Zarco, que es diferente al de los pilotos oficiales. Pese a que ‘Mack’ lo probó en pretemporada y le gustó, no pudo volver a usarlo. Evidentemente, ya no tiene posibilidades de volver a pedírselo a Yamaha, puesto que los motores están sellados desde el primer Gran Premio de la temporada. El gerundense cree que han de mejorar la moto en lluvia si quieren tener opciones de pelear por el título.


Hacer una buena salida y remontar en las primeras vueltas, clave para mañana: «Habrá que hacer unas primeras vueltas buenas. Mañana saldré al 100% para intentar recuperar muchas posiciones. Está claro que este fin de semana hemos podido practicar las salidas, he mejorado y es algo en lo que mañana me voy a encontrar mejor, seguramente».

Dificultades en lluvia: «Tenemos problemas, como el año pasado. Nuestra moto no acaba de funcionar en agua. Nuestros rivales están un paso por delante y hay que pedir a Yamaha que intente evolucionar un poco más la moto si queremos intentar luchar por el título».

En estas condiciones son en las que más sufren: «Sobre todo en lluvia. Una vez se arregle en mojado, mejorará en seco. Ahora mismo es lo que tenemos y hay que sacarle el 100%».

Explicación al rendimiento de Zarco, que mañana saldrá tercero: «Se explica porque lleva un motor diferente. En pretemporada lo probamos, me gustó mucho ese motor; se pidió volverlo a probar, pero luego no era posible. Ahora mismo es lo que hemos decidido en Yamaha, hay que ir al máximo, sacar el 100% de la moto. La carrera es mañana y sacaré el máximo, como hice en Qatar».

Sin posibilidades de volver a pedir a Yamaha ese motor: «No se puede, está ya hecho. Con lo que hay, hay que ir al máximo».

Sobre la opción de haber apostado por los slicks, con los que Miller ha logrado la pole: «Cuando piensas en un campeonato, es difícil entrar y jugártela. Estaba bastante mojado. Quizá podría haber ido más rápido con los slicks, pero también arriesgabas a una gran caída».