Pedrosa: «Parecía que llevaba un slick»

Algunos de los favoritos de MotoGP 2017 saldrán desde muy atrás en Assen. La lluvia ha dado al traste con sus aspiraciones en la sesión cronometrada, en la que pilotos como Viñales, Pedrosa o Lorenzo han evidenciado serios problemas de agarre con los neumáticos de mojado.



La lluvia ha llegado a Assen este sábado y ha traído consigo algunas sorpresas, sobre todo en MotoGP. Si nos ceñimos a la clasificación del campeonato, tres de los cuatro primeros clasificados del campeonato partirán desde posiciones poco habituales para ellos: Dovizioso saldrá 9º, Viñales 11º y Pedrosa 12º.

En lo que respecta al líder del campeonato, Maverick Viñales, el piloto del Movistar Yamaha ha comentado los problemas que ha sufrido en la Q2, donde no ha tenido agarre ni en el neumático delantero ni en el trasero. El gerundense no ha podido pelear por las primeras posiciones y se ha visto relegado a la cuarta fila de parrilla, por lo que tendrá que remontar para mantener el liderato de MotoGP: «Realmente no tenía sensaciones en la Q2. Esta mañana había algo más de agua en el circuito y estaba muy contento, realmente tenía muy buenas sensaciones, incluso con el tren delantero. Pero en la Q2, nada más salir los dos neumáticos deslizaban mucho y no entendía el por qué. Luchando por un campeonato, no se puede salir tan atrás. Siempre tienes mucho peligro saliendo 11º», decía Maverick en Movistar MotoGP.

Lorenzo y Pedrosa coinciden: el neumático trasero, muy duro


Más han especificado Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa sobre sus problemas en lluvia. El de Ducati saldrá 21º tras no poder pasar de la 11ª plaza en la Q1, lo que supone su peor resultado en parrilla desde que es piloto de la firma italiana. Según el balear, no ha tenido buenas sensaciones con el neumático trasero y así lo explicaba en Movistar MotoGP: «Si nos fiamos del resultado ha sido un desastre, pero creo que hemos tenido un poco de mala suerte al encontrar más agua y malas sensaciones con el neumático trasero en el momento crucial. No he podido ir rápido, no he podido entrar con confianza en las curvas porque no tenía nada de agarre. Es como si fuera totalmente rodar en hielo, el neumático de atrás era durísimo y más pilotos han tenido el mismo problema».

Aun así, Lorenzo no se ha mostrado muy decepcionado y espera que con el paso de las carreras disminuyan los problemas: «En una categoría tan competitiva en la que todos estamos tan igualados, a la que tienes un problema y no te encuentras bien estás el 20º o el 21º como ha sido el caso. Así como en Montmeló intenté no ser resultadista, ahora tampoco; no me fijo en el resultado, sino en seguir intentándolo. Cuando llegue el momento oportuno, estaremos delante».

Jorge-Lorenzo-MotoGP-Assen-2017-Q2

Más crítico con la situación ha sido Dani Pedrosa, que ha sufrido bastante durante toda la jornada. Ya en el FP3 acababa último, muy lejos de la cabeza, un claro síntoma de que algo estaba fallando con la lluvia. Al igual que Lorenzo, Dani ha destacado que no tenía agarre con el neumático trasero y eso le ha lastrado durante todo el día, ya que no conseguía calentarlo y hacerlo funcionar a una temperatura correcta. Afortunadamente para él, ayer consiguió asegurarse el pase a la Q2, en la que tampoco ha podido pasar de la última plaza (12ª): «Ha sido un día muy difícil, porque no hemos tenido nada de agarre con el neumático trasero, tanto por la mañana como por la tarde. Hemos probado de todo en la puesta a punto de la moto, hemos probado de todo conduciendo y hemos probado de todo en el neumático. Pero nada, era demasiado duro y estaba sin temperatura, apenas 30ºC. No había manera de ponerle temperatura. Cuando se hacía un poco de carril iba un poco mejor, lo que me hace entender que el neumático era demasiado duro o yo demasiado ligero, pero el caso es que no estaba para nada en el rango de trabajo del neumático. Parecía que llevaba un slick».

Pedrosa mostraba su decepción por una jornada en la que no ha podido hacer nada para cambiar las cosas: «Hoy ha sido algo realmente frustrante, porque no poder ir en moto al igual que los demás, es algo que no he podido cambiar. Evidentemente tenemos que hablar con Michelin, porque hoy para mí no eran las mismas condiciones que para los demás. Veremos qué podemos hacer», finalizaba el piloto del Repsol Honda.