Maverick vuelve a Red Bull Ring para presenciar los entrenamientos desde el vial

Viñales ha reaparecido en Red Bull Ring, donde ha estado siguiendo el FP1 de MotoGP desde los viales. Pese a que aún no ha dado su versión sobre los hechos que le han dejado fuera de este GP por decisión de Yamaha, ha explicado en sus redes sociales que pronto dará detalles al respecto.


El castigo de Yamaha a Maverick Viñales es, desde ayer, la noticia del fin de semana en el GP de Austria. La marca de los tres diapasones decidió bajar de la moto a Maverick y le acusó de querer dañar deliberadamente el motor de su M1 durante la carrera del pasado fin de semana en Red Bull Ring.

Según Yamaha, Viñales llevó a cabo un «inexplicable funcionamiento irregular de la moto» en la carrera del pasado domingo. «La decisión de Yamaha es consecuencia de una análisis en profundidad en los últimos días de la telemetría y los datos», añadía la nota de prensa.

«La conclusión de Yamaha es que las acciones del piloto podrían haber causado daños importantes en el motor de su YZR-M1, lo que podría haber causado también graves riesgos para el propio piloto y posiblemente suponer un peligro para lo demás pilotos de MotoGP», zanjó Yamaha para justificar su decisión.

Ni el piloto español ni ningún responsable de la marca quisieron comparecer ante los medios para explicar más puntos de vista sobre lo ocurrido, por lo que aún falta conocer la versión de Maverick, que en la tarde de ayer abandonó el circuito junto a su represente, pero que ha vuelto este viernes para ver los entrenamientos libres desde los viales de Red Bull Ring.

En la tarde del jueves, tanto MotoGP como DAZN publicaron sendos vídeos en los que se aprecia cómo en las últimas vueltas Viñales llegó en varias ocasiones al corte de encendido, motivo que esgrimió Yamaha para sancionarle y dejarle sin correr, como mínimo, este fin de semana. La marca considera que lo hizo de forma premeditada, aunque Viñales aún no se ha pronunciado al respecto. De hecho, no está previsto que Viñales hable con los medios este fin de semana. 

Este viernes Maverick ha reaparecido en el circuito, ataviado con el polo del Monster Energy Yamaha, y ha estado viendo los primeros entrenamientos libres desde el vial de la curva 3. En una historia que ha publicado en su perfil de Instagram, Maverick aseguraba que es «una pena verlo desde fuera. En cuanto pueda, daré detalles de lo sucedido». El culebrón sigue su curso.