Yamaha no contempla las órdenes de equipo

Con Valentino Rossi de vuelta tras su lesión pero sin opciones de título, el italiano puede ser juez del campeonato en la recta final. Su compañero, Maverick Viñales, es uno de los tres candidatos a la corona de MotoGP, pero desde Yamaha destacan que no piensan en ejercer órdenes de equipo.



Cualquier punto vale oro en el Mundial de MotoGP 2017. El campeonato más apretado de los últimos tiempos parece que se lo jugarán finalmente entre Marc Márquez, Andrea Dovizioso y Maverick Viñales. El tema de las órdenes de equipo en las tres marcas que están peleando por el título ha sido uno de los más concurridos en las últimas semanas, aunque por el momento ninguna de ellas ha manifestado que vaya a llevarlas a cabo.

Si nos ceñimos a la clasificación del campeonato y a las opciones matemáticas, Ducati es la única marca que a día de hoy puede llevar a cabo órdenes de equipo para ayudar a Andrea Dovizioso, ya que Jorge Lorenzo no tiene ninguna opción de título. Sin embargo, la situación es ligeramente distinta para Honda y Yamaha, que además de tener a Márquez y Viñales jugándose la corona, cuentan con Pedrosa y Rossi con pequeñas posibilidades. De hecho, son cada vez más remotas, ya que están a 54 y 56 puntos, respectivamente, cuando faltan cuatro carreras por disputarse -100 puntos-.

En el caso de Yamaha, su Team Directo, Massimo Meregalli, se ha pronunciado al respecto y ha sido tajante: la marca de los tres diapasones no contempla las órdenes de equipo. Es decir, que no tienen en mente pedirle a Valentino Rossi que ayude a Maverick Viñales en su pelea por un campeonato en el que actualmente se encuentra a 28 puntos del liderato de Marc Márquez.

Meregalli expresó la postura de Yamaha en una entrevista con La Gazzetta dello Sport: «¿Órdenes de equipo? No lo hemos hecho nunca en el pasado y no lo hemos tenido en consideración para ahora. Como máximo, diremos a Valentino que no obstaculice mucho a Viñales si se da el caso».

1 comentario

Deja tu comentario

Deja un comentario

Volver a la home