Sexto podio en el que coinciden ambos

Buena sintonía entre Márquez y Quartararo tras volver a copar las dos primeras posiciones. El francés se aseguró el título de Rookie del Año.


Al igual que en Misano y en Tailandia, el status quo del 1-2 de MotoGP se ha mantenido intacto: victoria de Marc Márquez y segundo puesto de Fabio Quartararo. A diferencia de las dos ocasiones anteriores, esta vez no se jugaron el triunfo hasta la última curva, sino que Márquez ganó con autoridad tras dominar la carrera de principio a fin. Quartararo, por su parte, puso tierra de por medio en una segunda plaza que mantuvo en todo momento.

Ese resultado de Quartararo le otorgó al francés el título de Rookie del Año, el principal objetivo que se había marcado para su temporada de debut y que ha logrado con tres carreras de margen gracias a su excelente temporada. Tanto es así, que el piloto del Petronas Yamaha SRT logró en Motegi su sexto podio de la temporada y se situó en el sexto puesto del campeonato, superando en la general a Valentino Rossi.

El gran año que está realizando Quartararo no ha pasado desapercibido, ni mucho menos, sobre todo para sus rivales. Marc Márquez ya comentó en su rueda de prensa tras ser campeón que ve al francés como uno de sus rivales más fuertes de cara al año que viene. «Creo que Fabio ha sido la revelación al 100%, ya desde que hizo su primera pole en Jerez. Es un piloto muy rápido, que quizá en carrera le ha faltado matizar, pero tanto en Misano como en Tailandia me puso las cosas muy difíciles y me costó ganarle. Tarde o temprano va a ganar una carrera y yo apuesto que será antes del final de año. De momento, este año le hemos ganado nosotros y el año que viene será uno de los rivales para el título. Creo que Yamaha también lo tendrá en consideración», dijo Márquez hace un par de semanas.

La complicidad entre ambos es evidente cuando se cruzan en el parque cerrado, y prueba de ello fue lo que ocurrió este domingo tras la carrera. Mientras Quartararo celebraba el título de Rookie del Año con la camiseta conmemorativa, Márquez le soltó entre risas un «Ya de rookie, poco». Y es que la sensación que da el piloto más joven de la parrilla de MotoGP es que está plenamente preparado para empezar a ganar carreras en la categoría reina. Sin duda alguna, la gran revelación del año y uno de los mejores debutantes de las últimas décadas (Márquez aparte, claro está).