María Herrera tendrá patrocinadores hasta el final de temporada de Moto3

María Herrera pone fin a su agonía económica en esta temporada de 2016 del Mundial de Moto3. El Argiñano Racing le ayudará para que a partir de Motorland Aragón luzca nuevos colores y borre el interrogante de su KTM.



María Herrera sorprendió a todos en los últimos grandes premios con un carenado en el que lucía un gran interrogante. Se trataba de llamar la atención a posibles patrocinadores, para que se fijaran en ella, ya que sin su apoyo, le sería muy difícil continuar en el Mundial de Moto3 con un equipo que montó su propio padre tras salir del Team Laglisse una vez arrancada la temporada.

Parece que la campaña ha surtido efecto ya que el Argiñano Racing, que actualmente compite en Moto2 con Marcel Schrotter y Axel Pons, y es propiedad del conocido cocinero Karlos Argiñano, ha anunciado en un comunicado que va a ayudar a la piloto toledana con su patrocinio durante las últimas cinco carreras de la temporada y lucir nuevos colores en su KTM.

Se pondrá así fin a un año muy duro para María Herrera. Su familia y allegados han tenido que sacar dinero de debajo de las piedras para poder correr y, aunque tiene plaza para correr en 2017 y algunas ofertas encima de la mesa de otros equipos, no contaba con la seguridad económica para afrontar lo que es una temporada en el mundial.

El próximo jueves por la tarde, previo a la celebración del Gran Premio de Aragón, se celebrará una rueda de prensa en el hospitality del AGR donde explicarán las marcas que formarán parte de este patrocinio de María Herrera. ¡Allí estaremos para informaros!