El Team Manager del Marc VDS no se corta

Michael Bartholemy se ha mostrado muy molesto con Honda después de la marcha de Jack Miller al Pramac Racing con Ducati. Destaca que la marca del ala dorada no está teniendo en consideración a su equipo y deja caer que están empezando a barajar otras opciones para 2019.



El mercado de fichajes de MotoGP en 2018 no sólo estará muy movido en cuanto a pilotos, sino que también se prevé algunos movimientos entre equipos satélites. Recordemos que de las seis marcas actuales -Honda, Yamaha, Ducati, Suzuki, KTM y Aprilia-, sólo las tres primeras se reparten el ‘pastel’ de los equipos satélites, mientras que las otras tres tienen entre sus planes de futuro duplicar su número de motos y contar con un equipo independiente, algo que para todas ellas podría llegar en 2019.

Honda, Campeón del Mundo de constructores, equipos y pilotos en MotoGP 2017, contará el año que viene con un total de seis motos: las dos oficiales, las del LCR Honda y las del Estrella Galicia 0,0 Marc VDS. Pues bien, parece que tendrían que cambiar mucho las cosas para que el conjunto belga siguiera trabajando junto a Honda en 2019. Michael Bartholemy se ha mostrado molesto con la marca del ala dorada, entre otras cosas por dejar escapar a Jack Miller, piloto que tenía contrato directo con la firma japonesa. Pese a intentarlo, el equipo no ha tenido oportunidad de retener al australiano, que se ha ido al Pramac Racing para llevar el año que viene una Ducati Desmosedici GP17: «Creo que un fabricante no debería perder a un piloto como Jack Miller. Tiene 22 años y realizó un muy buen inicio de temporada, con un ligero bajón tras el accidente de Le Mans y las 8 Horas de Suzuka. Marc VDS ha hecho mucho para mantenerlo, pero Jack le pidió a Honda dos o tres cosas de cara a 2018. Él no era un piloto nuestro -n.d.R tenía contrato directo con HRC-. Hablamos mucho con Honda, hicimos todo lo que teníamos que hacer, pero nunca hubo una respuesta positiva».

Además de la ausencia de Miller, el Marc VDS tampoco contará en 2018 con Tito Rabat, cuyo futuro también estará ligado a una Ducati Desmosedici GP17, en este caso la del Reale Avintia Racing. El equipo belga se reestructurará el año que viene con la llegada de dos debutantes, Franco Morbidelli y Thomas Luthi, campeón y subcampeón de Moto2 2017. El italiano logró el título además junto al Marc VDS, por lo que está dando un salto natural a MotoGP dentro de la misma estructura.

La relación entre Honda y el equipo no atraviesa su mejor momento, y Michael Bartholemy se mostró bastante claro al respecto en declaraciones recogidas por GP Inside. Cree que son la última opción para Honda y no esconde la idea de ponerse en contacto con otras marcas para empezar a trabajar junto a ellas en 2019: «Es normal sentirse un poco decepcionado cuando te tratan como el último en discordia. Lo positivo es que hay tres constructores que trabajan con equipos. Los contratos de Honda con Marc VDS se cierran anualmente. De cara al final de la temporada 2018, el equipo podría recurrir a Suzuki, KTM o Aprilia, que buscan tener un equipo satélite».