Nuevo episodio de diplopía (visión doble) para Márquez

Marc Márquez sigue sin estar recuperado de la lesión que se produjo entrenando antes de Portimao, y tras perderse el GP del Algarve, se ha confirmado este lunes que también será baja para el GP de Valencia. Vuelve a tener problemas de visión doble, como ya le ocurrió en 2011 tras un fuerte accidente en Sepang.


La temporada 2021 ya ha llegado a su fin para Marc Márquez. El ocho veces Campeón del Mundo se perderá también el GP de la Comunidad Valenciana, última cita del año, tras no estar recuperado de la lesión que se produjo practicando enduro el pasado 30 de octubre.

El ilerdense continúa sin estar recuperado cuando han pasado ya 10 días de su caída entrenando, lo que unido al hermetismo en el seno del Repsol Honda, había disparado las alarmas sobre la gravedad de la lesión que tiene el #93. Este martes se ha confirmado se han confirmado los malos pronósticos.

Según el comunicado emitido por el Repsol Honda antes de Portimao, Márquez sufrió «una leve contusión en la cabeza» que le hizo perderse la cita portuguesa. Tres días después de su accidente seguía sin encontrarse bien y, tras la pertinente revisión médica, los galenos le recomendaron no acudir por precaución a Portimao. El principal escollo para su vuelta al asfalto está siendo sus problemas de visión, motivo por el que ayer lunes fue visitado por el oftalmólogo Dr. Sánchez Dalmau en el Hospital Clínic de Barcelona, que le examinó y realizó las pruebas pertinentes, las cuales han detectado un nuevo episodio de diplopía (visión doble), un viejo conocido de Márquez, ya que es el mismo problema que sufrió en 2011 tras un aparatoso accidente en Sepang y que le lastró su recuperación hasta la siguiente temporada.

Tal y como estaba previsto, este martes Márquez ha vuelto a someterse a un chequeo médico de cara al GP de Valencia, tras el cual se ha determinado que no sólo no acuda a la última cita de la temporada sino que tampoco esté en los test de Jerez de los días 18 y 19 de noviembre, unas pruebas trascendentales para Honda de cara al desarrollo de la RC213V de 2022, ya que no volverán a subirse a ella hasta el próximo mes de febrero en Sepang.

Foto: Jesús Robledo

Así las cosas, Marc Márquez cierra la temporada con cuatro carreras ausente, las dos primeras al no estar aún recuperado de la grave lesión en el brazo derecho que tuvo en 2020, y las dos últimas por esta caída que sufrió entrenando. En un 2021 de menos a más debido a su constante evolución de la lesión en el brazo (principalmente, con molestias en el hombro) y también a vueltas con el desarrollo de la Honda RC213V, la temporada de Márquez termina con 142 puntos y con tres victorias (Sachsenring, Austin y Misano 2) y un segundo puesto (Aragón) como mejores resultados.

La lesión que le ha hecho perderse las dos últimas carreras llegó justo en su mejor momento, puesto que venía de enlazar dos victorias seguidas en Austin y Misano. Su temporada se termina con una lesión que ya tuvo en 2011 y que le mantuvo con gran incertidumbre durante unos meses. Afortunadamente, gracias a la labor del Dr. Sánchez Dalmau pudo recuperarse durante aquel invierno y regresó a los circuitos en la primera carrera de 2012, casi sin pretemporada, pero volviendo a ganar en su primera carrera y llevándose el título de Moto2 a final de temporada.

El propio Marc ha lanzado un mensaje en sus redes sociales: «Son momentos duros, parece que llueva sobre mojado. Tras visitar al Dr.Sánchez Dalmau se ha confirmado un nuevo episodio de diplopía(visión doble) igual que en 2011. Toca paciencia, pero si una cosa he aprendido es afrontar las adversidades con positividad. Gracias por el apoyo»-

 

Deja una respuesta

Volver a la home