«Pilotando no tenía ningún tipo de molestia en la vista», asegura Márquez

Marc Márquez pondrá rumbo a los test de Sepang (5 y 6 de febrero) tras constatar en Portimao que se encuentra recuperado de sus problemas de diplopía (visión doble).


Buenas noticias para Marc Márquez y para el Repsol Honda a escasos días de dar el pistoletazo de salida a la actividad en 2022. Después de un satisfactorio test en Portimao, el ocho veces Campeón del Mundo estará en los test de Sepang que se celebran los días 5 y 6 de febrero.

Después de que la evolución de sus problemas de diplopía (visión doble) hayan mejorado sustancialmente en las últimas semanas, Márquez recibió la autorización médica para subirse a una moto la semana pasada. Empezó practicando motocross, donde pudo comprobar que estaba recuperado de sus problemas de visión y que éstos no le impedían volver a pilotar, pero aún le faltaba constatarlo con una moto de velocidad y en un circuito.

No tardó en hacerlo, ya que puso el pasado fin de semana rumbo a Portimao para una jornada de test con la Honda RC213V-S, una versión de calle de su MotoGP basada en el prototipo de 2014. Allí en Portimao, tras dar un total de 65 vueltas durante la jornada del domingo, Márquez corroboró que se encontraba recuperado de su lesión ocular.

«Hemos escogido el circuito de Portimao porque es un circuito exigente. Se llega rápido a final de recta, pero sobre todo hay subidas, bajadas, cambios de dirección, mover mucho la cabeza, las cervicales... Y todo esto era lo que veníamos a confirmar al 100% que no había ninguna molestia pilotando», comenzaba explicando Márquez.

Las sensaciones para el #93 fueron realmente positivas, tal y como había ocurrido con su entrenamiento de motocross: «Me siento muy feliz, primero por volver a subirme a una moto en la pista y también porque hemos podido confirmar las sensaciones que tuve haciendo motocross. Es una gran sensación, una sensación de alivio porque cuando he pilotado no he tenido ninguna molestia con la visión».

El ilerdense acusó su inactividad de casi tres meses al volver a pilotar en circuito, pero confía en ir recuperando la forma en cuanto siga acumulando kilómetros: «Lo que he podido comprobar es que físicamente estoy bien, pero me faltan horas de moto. Llevo tres meses sin ir en moto, no he podido entrenar físicamente como me gusta, pero para la primera carrera aún queda un mes y medio, así que poco a poco. Hay que coger kilómetros y horas encima de la moto, que será lo más importante».

Así las cosas, su presencia en Malasia está garantizada para los días 5 y 6 de febrero, aunque antes tratará de aprovechar los días previos para seguir entrenando y llegar en la mejor forma posible: «Ahora toca focalizarnos para llegar lo mejor posible al test de Malasia y contento, sólo puedo decir eso».

 

Fotos y vídeo: Marc Márquez entrena en Portimao con la Honda RC213V-S


Deja una respuesta

Volver a la home