Marc Márquez arranca el año como el rival a batir en MotoGP

El vigente campeón de MotoGP comienza el año como el hombre de referencia. Después de que sus principales rivales hayan acaparado la atención en este mes de enero después de las presentaciones de sus respectivos equipos, llega el momento de hablar en pista y Márquez buscará defender sus galones desde el primer momento.




Tras terminar el 2016 con matrícula de honor y un nuevo título mundial en el saco, Marc Márquez ha tenido un invierno relativamente tranquilo. No obstante, a partir del lunes 30 de enero comienza en Sepang una ardua labor en busca de un único objetivo: revalidar el título de MotoGP.

En un año lleno de cambios, esta meta no se presenta fácil para el de Cervera, que es consciente de que la llegada de Viñales a Yamaha y un posible “factor sorpresa” de Jorge Lorenzo con la Ducati son dos escollos más a los que hay que sumar, cómo no, la presencia de Valentino Rossi.

Marc mostró una versión nueva en 2016 que le convirtió en un piloto prácticamente más completo de lo que ya era, llevándose el título tras sazonar su hambre con ciertas dosis de piloto conservador que le hicieron dominar el año con mano de hierro al no cometer errores en momentos clave.

Pero pese a que Márquez es cada vez más infalible, su Honda sigue sin estar al nivel que a él le gustaría. La pretemporada se vuelve a presentar como una fase de intenso trabajo, como ya sucediera el curso pasado, aunque la base lograda durante el 2016 hace que tanto él como HRC lleguen con un panorama bastante más alentador a los primeros entrenamientos del año. Sea como fuere, aún hay cosas que mejorar.

Honda RC213V 2017

Y es que Honda sigue intentando resolver los problemas de aceleración que acusan desde 2015 y que, por H o por B, continúan siendo un quebradero de cabeza para Márquez y Pedrosa. Tras solventar bien la introducción de la electrónica única mejorando magistralmente en este aspecto durante el año, la aceleración sigue siendo a día el punto débil de la Honda RC213V.

La buena noticia para la marca del ala dorada es que cuentan con mucha información con el prototipo de 2017, el cual empezaron a probar Márquez y Pedrosa allá por septiembre del año pasado. El desarrollo de la nueva RC213V está basado en un nuevo concepto de motor -se especula que de tipo “Big Bang”- con la intención de poner fin a las carencias de aceleración. Pese a ello, sus dos pilotos oficiales fueron claros en Valencia y aseguraron que aunque han encontrado puntos positivos en el nuevo propulsor, los problemas en esta faceta siguen sin resolverse.

Así las cosas, Sepang será una prueba de fuego para Honda en la que comprobar si el trabajo invernal en Japón ha dado sus frutos. Aún habrá que ajustar otros parámetros, como es el hecho de terminar de adaptar la electrónica a este nuevo propulsor, pero aun así las sensaciones del binomio Márquez-RC213V son buenas y suficientes para situar al #93 como el hombre a batir ya desde el inicio de 2017.