El último test de pretemporada no ha empezado bien para los intereses del piloto de HRC, décimo clasificado en esta primera jornada bajo los focos del Circuito de Losail.

Pese al óptimo rendimiento alcanzado en Phillip Island, Marc Márquez ya advirtió allí mismo que en Qatar las cosas serían diferentes. Y, pese a que aún es pronto para sacar conclusiones, parece que el piloto del Repsol Honda no iba desencaminado con aquellas declaraciones.

En el primer día en Losail, el de Cervera no ha podido pasar de la décima posición, quedándose a más de un segundo del registro de Lorenzo. Ante esta situación, el balance no era positivo para él, consciente de las dificultades que tienen a día de hoy en este escenario por las características de su Honda RC213V: «Ya sabíamos antes de venir a Qatar que este circuito es de los más difíciles del calendario para nosotros y este año estamos sufriendo con el tipo de curvas que encontramos aquí. Nos encontramos lejos de donde nos gustaría estar, pero lo positivo es que todavía estamos en los test y aunque en Australia las cosas fueron muy bien, aquí tenemos la oportunidad de probar muchas cosas distintas», confesaba el español.

«En los días que quedan intentaremos hacer algunas pruebas para entender en qué dirección tenemos que ir para mejorar. Hemos estado trabajando un poco en todos los puntos y donde me siento mejor es en las frenadas y entrando en la curva», añadía Márquez. Por último, hablaba sobre las áreas en las que han de incidir para mejorar, en mitad y salida de curva, los principales quebraderos de cabeza del bravo piloto de Honda: «Nos queda trabajo por hacer girando la moto y en la salida de las curvas, porque ahí perdemos mucho tiempo y en un circuito como éste penaliza mucho en la recta».


Te puede interesar