«He logrado mi tiempo cuando la temperatura era más elevada»

Marc Márquez admite salir contento de la segunda jornada del primer test de 2018 en Sepang. El actual campeón del mundo ha firmado el séptimo mejor tiempo, obteniendo a su vez buenas sensaciones en una segunda jornada de pruebas en los que ha centrado sus esfuerzos en el nuevo carenado de Honda, que juega con la aerodinámica al igual que el resto de marcas.


Marc Márquez firma el séptimo mejor crono en el test de Sepang, primera reunión de 2018 para los pilotos de MotoGP donde desvelan y obtienen las primeras sensaciones con las que serán sus armas en la inminente temporada. A pesar de no obtener una vuelta rápida de entre las mejores, el actual campeón del mundo hace balance positivo de estas dos jornadas en el trazado malasio: «Hoy estoy muy contento, porque hemos dado algunos pasos adelante y me he sentido muy bien con la moto; especialmente por la tarde, cuando hemos puesto todo en su sitio y he logrado mi vuelta rápida en el momento que la temperatura era más elevada».

La principal novedad para Marc Márquez ha sido su primera experiencia con el nuevo carenado de Honda. Por primera vez la RC 213V incluirá los nuevos apéndices que se ciñen al reglamento que entró en vigor en 2017 -Honda ya llevó “alerones” durante 2015 y 2016-.  «Además de continuar el trabajo con el motor y la puesta a punto, hoy hemos probado un nuevo carenado y, cuando haces este tipo de pruebas, tienes que ajustar un poco el equilibrio de la moto. Tendremos que rodar más para obtener más datos y acostumbrarnos a rodar con él».

Sin embargo, más allá del tiempo a una vuelta, Márquez está satisfecho con su ritmo. «Hay algunas cosas en las que debemos seguir mejorando –áreas de la puesta a punto que necesitamos ajustar–, pero hasta el momento estoy contento con nuestro ritmo y creo que estamos trabajando bien».

Para cerrar la jornada, Márquez obtuvo un flashback del pasado, sin ir más lejos de la temporada pasada, donde consiguió el récord de caídas en su carrera. El actual campeón protagonizaba uno de los accidentes de la jornada:«desgraciadamente, cuando he montado un neumático nuevo al final del día, ha empezado a llover un poco. He perdido el tren delantero en la curva dos, incluso sin que estuviera forzando, aunque no es demasiado importante».