«La competitividad nos ayudará a crecer mutuamente», apunta Márquez

Marc Márquez ya había dejado una declaración de intenciones en la presentación: «No me gusta el término ‘Dream Team’, eso hay que ganárselo en pista». Después, en la rueda de prensa que ha mantenido junto a Lorenzo y ante los medios que nos hemos dado cita en la presentación del Repsol Honda, el vigente campeón de la categoría reina ha dado más pinceladas sobre lo que espera de esta nueva temporada, la séptima para él en MotoGP, sobre cómo cree que será la rivalidad con un nuevo compañero de equipo al que pone en las quinielas por el título y sobre su estado tras la compleja operación a la que se sometió en su hombro izquierdo.


Rivalidad en un equipo que tendrá dos gallos en el mismo gallinero: «Al final, cuando estás en el mejor equipo, tienen que tener dos pilotos que, si no gana uno, gana el otro. Así que es normal, es la ley del motociclismo: el primer rival es el compañero de equipo. Es el referente, tiene las mismas armas y el mismo material, y es ahí donde tenemos que luchar. Creo que muchas veces nos ayudaremos mutuamente sin saberlo. Esto será bueno para el desarrollo de la moto y para incrementar la velocidad, porque al final el gallo se tiene que ganar el respeto dentro de la pista».

Márquez ve lógico que haya roces entre compañeros y apunta por qué cree que no es negativo: «Estoy de acuerdo con Jorge en que se exagera todo. Está claro que los dos lucharemos por el mismo objetivo y que ganar sólo gana uno. Aunque estemos en el mismo equipo, está claro que estar dentro del equipo los dos queremos lo mejor para el Repsol Honda Team y es ahí donde tenemos que seguir trabajando y preparando la temporada. Tendremos nuestros más y nuestros menos, y yo creo que será una buena señal, porque querrá decir que estamos los dos luchando por victorias. Los tuve con Dani, aunque todo parecía muy bonito, y se quedaron dentro del box. Los habrá con Jorge, seguramente, pero se tendrán que quedar en el box. Estamos en la competición, esa palabra lo dice todo y creo que eso nos va a ayudar mutuamente a crecer el nivel y llevar buenos resultados al equipo».

Una operación más compleja de lo previsto en el hombro izquierdo y una recuperación muy larga que aún continúa. No llegará del todo recuperado a los test de Sepang: «La lesión se complicó un poco. Sobre todo porque cuando me hicieron la operación vieron que había más cosas rotas que las que pensábamos al principio, que quizá fueron provocadas por la caída de Valencia. A partir de ahí fue una recuperación larga, de muchas horas al día y no he parado ni un día, salvo en Navidad o fin de año. Sí que la voluntad del fisio y el hecho de estar viviendo en Cervera con mi familia y mis amigos lo ha hecho un poco más ameno, pero muchas veces una recuperación tan larga agota más mentalmente que físicamente. Pero tener que ir cada día a la recuperación, estar recuperando y que a veces en una semana no avanza nada, es donde tienes que ser fuerte psicológicamente. Ahora estoy más animado, voy viendo que cojo alguna pesa para entrenar y esto es lo más importante. En una recuperación lo primordial es marcarse un objetivo; el mío es Qatar, pero está claro que en el test de Sepang espero estar lo mejor posible para empezar a preparar el 2019».

Sobre la moto de 2019 y los puntos en los que Honda está buscando mejorar: «Está claro que cada año se intenta mejorar. Cuando un piloto hace la carta a los Reyes, pide que la moto mejore y corra más. Pero sí que nos hemos centrado un poco más en la salida de curva, donde creo que se gana bastante tiempo y estamos sufriendo un poco más a veces. Se verá en las siguientes pruebas y veremos si será suficiente o no, dependiendo también de cuánto evolucionen los rivales. Si no evolucionan mucho los rivales, tendremos un paquete competitivo, que es para lo que estamos trabajando».

¿Piensa en retirarse en Honda?: «Si me lo pides ahora, que acabo de renovar dos años… Diré que sí. El tema es que nunca sabes lo que pasará mañana, si necesitas nuevos estímulos o no. Pero mi sueño era estar en el equipo Repsol Honda, lo estoy disfrutando, está yendo todo bien… ¿Para qué cambiar? Va todo en línea, estoy motivado, me dan ese cariño tanto en Honda como en Repsol y eso es lo más importante para un piloto, sentirte valorado en una fábrica tan grande. Esto lo han logrado, estoy soñando y espero seguir así en los próximos años».

Mete a Lorenzo en las quinielas por el campeonato, pero tiene en cuenta a más rivales: «Lo tengo en la lista como uno de los rivales para el título. ¿Por qué? Porque llega a un equipo que viene de ganar en los tres últimos años, y entre comillas la obligación es esa de estar ahí. Por eso le tengo en la lista, porque va a ir rápido. Llega a un proyecto ganador y el piloto también es ganador. Pero empiezo la temporada con todos en la lista: Dovizioso, las dos Yamaha, Jorge… y a ver qué pasa con los demás. Las Suzuki también puede aparecer por ahí delante, sobre todo Rins. A partir de ahí, veremos cómo va la temporada, y a la mitad ves si estás para luchar por el título, si hay un gran rival o no, o si no se puede ganar».