Márquez afronta sin presión la primera ocasión para cerrar su octavo título

Marc Márquez llega a Tailandia con su primera opción matemática para ser campeón de MotoGP 2019. Cuenta con 98 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso, por lo que tendría que sumar al menos dos puntos más que el italiano para cerrar el título este fin de semana. El piloto del Repsol Honda ha hablado en la rueda de prensa de este jueves sobre cómo afronta la primera bola de partido y ha analizado cómo está siendo una temporada prácticamente impecable para él.


Sobre cómo afronta este fin de semana, el de su primera bola de partido para lograr su octavo título mundial, el sexto de MotoGP: «En primer lugar, tratas de afrontar el fin de semana de una semana normal, pero entiendes que puede ser un fin de semana grande si eres capaz de finalizar de la manera correcta. Pero de todos modos, ya sabemos que si no es posible aquí, tenemos otra oportunidad en Japón, en Australia, en Malasia o en Valencia. Seré el mismo Marc de siempre y haremos la misma estrategia, tratando de empujar desde el inicio hasta el final y tratando de preparar bien la carrera del domingo, y luego ya veremos. Ya vimos el año pasado que Dovizioso fue aquí muy rápido el año pasado y que las Yamaha tampoco estuvieron mal, pero el principal objetivo que nos marcamos es tratar de preparar el fin de semana con la intención de luchar por la victoria el domingo».

Sensaciones en el trazado de Buriram, en el que ganó el año pasado. Espera que el motor de 2019 les sea de ayuda respecto al año pasado: «Es un circuito que sobre el papel puede parecer fácil, pero cuando estás pilotando no lo es. Tienes que gestionar muchas cosas. Es cierto que el año pasado desde el principio se nos dio bien, era favorable para mí y me gustaba, pero perdíamos mucho tiempo en las dos rectas principales, de la curva 1 a la 2 y de la 2 a la 3. Este año tenemos un motor más potente y será mejor, pero tendremos dificultades en otros puntos. Así que ya veremos qué tal, si podemos empezar bien, con buen ritmo y en buena forma. Tenemos que estar preparados para cualquier condición, ya que quizá tenemos que rodar en mojado en los entrenamientos o en la carrera»

Primera opción de título cuando aún faltan cinco carreras. ¿Su mejor año en MotoGP?: «Por los números, quizá 2014 fue aún mejor, pero a nivel de consistencia y, especialmente, con cómo es la categoría ahora a nivel de la igualdad que hay en MotoGP entre equipos, motos y pilotos, podemos decir que es importante ser rápido todos los fines de semana. Por el momento nuestros objetivos están cumplidos y lo que hemos hecho está acorde al plan, que era atacar en los circuitos en los que éramos más fuertes y defendernos bien en aquellos que sufríamos más. Es lo que hemos hecho. Tenemos la primera bola de partido aquí y trataremos de conseguirlo, pero mi objetivo es también es acabar en el podio hasta el final de temporada».

Balance de lo que está siendo esta temporada, con 13 podios en 14 carreras y el abandono de Austin como único inconveniente: «Por supuesto que es una de mis mejores temporadas. No es perfecta, porque la perfección no existe, pero aparte de Austin en el resto de los circuitos me he sentido muy satisfecho de cómo hemos trabajado con la moto. Todo el equipo ha estado muy concentrado. Ahora me centro más en nuestros puntos débiles y en los trazados menos favorables, en los que a veces terminamos segundos; pero no es lo mismo acabar segundos a 5 o 6 segundos del ganador que a 10 milésimas. En los circuitos más difíciles, lo importante es luchar hasta las últimas curvas. Será difícil repetirlo el año que viene, pero estamos trabajando para mejorar tanto el rendimiento de la moto como yo mismo, y ser más fuertes».