Marc Márquez celebra desde el podio su carrera número 100 en MotoGP

Marc Márquez ha acabado tercero en Brno por detrás de las dos Ducati oficiales, después de no poder batir a Dovizioso y Lorenzo en unas últimas vueltas muy emocionantes. Pese a ello, el piloto del Repsol Honda se marcha de la República Checa con muy buen sabor de boca y con el liderato reforzado, ya que ahora cuenta con 49 puntos de ventaja sobre Rossi.

Esto ha dicho Márquez al micrófono de Movistar MotoGP tras la carrera de Brno:


Balance de la tercera posición, de cómo queda el campeonato y de la lucha contra las Ducati: «El podio está bien, pero no hemos ganado y es el peor resultado de la temporada quitando las caídas. Fuera de bromas, es buen resultado. Tenía algo más. La velocidad estaba, pero luchar con las dos Ducati era difícil, porque tenían más velocidad y más frenada. Esto hacía imposible adelantarlos. Lo intentaba en las curvas cerradas, pero cuando no hay espacio, no lo hay. Es ahí donde lo hemos gestionado de la mejor manera. He intentado atacar, pero en las curvas a derechas no me podía defender. Tenía el neumático bastante destrozado; normalmente voy con un neumático más duro que ellos y esta vez íbamos con el mismo. Pero hemos incrementado la ventaja en el campeonato, teníamos 46 y ahora tenemos 49. Dovizioso aún está a 61 -n.d.R en realidad está 68 puntos por detrás-, así que estamos en el camino».

Sobre el momento en el que se ha dado cuenta de que no iba a poder pelear por la victoria: «En la curva 10. Estaba justo detrás de Lorenzo, pero en esa curva he intentado frenar igual que él para estar lo más cerca posible, se me ha cerrado de delante y he dicho ‘venga, 16 puntos, ya veremos qué pasa en la siguiente’. Pero estoy contento, porque no tenemos que olvidar que es un circuito que me cuesta a nivel de pilotaje, tengo que ir súper concentrado, y me cuesta a nivel de moto. No es de los mejores, pero hemos estado muy cerca de la victoria, que es lo importante».

¿Cómo ha visto la pelea entre las dos Ducati oficiales?: «Más corazón que cabeza. Es verdad, a veces hay batallas que son más de cabeza, más estratégicas, pero se veía que era totalmente de corazón. Yo estaba detrás e intentaba estar por el medio, pero no llegaba. Al final me he puesto por el medio un poco, pero hoy no estaba listo para luchar por la victoria».

Austria, territorio Ducati, aunque se ve con opciones de plantar cara: «No lo veo más favorable que aquí -para Ducati-, porque este año ha cambiado la cosa. Quizá luego cambia; aún seguimos perdiendo y se ha visto hoy que las Ducati tienen una gran aceleración, pero hay puntos en los que hemos seguido mejorando durante el año y mañana tenemos cosas que probar. Veremos, pero no podemos ir con la mentalidad de que son superiores. Son iguales, si ellos lo pueden hacer, nosotros también».