«Estamos intentando saber qué pasa exactamente con el hombro», dice Márquez

Marc Márquez confiesa que planteó la posibilidad de volver a parar tras Jerez debido al estado de su brazo. No obstante, los médicos le recomendaron continuar rodando con la MotoGP para mantener la evolución en su brazo. Reconoce que el húmero y el codo han mejorado, pero que los problemas actuales vienen de hombro, operado a finales de 2019.


El estado físico de Marc Márquez sigue siendo su gran limitación a estas alturas, además de una Honda RC213V que no parece estar al nivel de las Yamaha y las Ducati. El piloto del Repsol Honda afronta en Mugello su cuarta carrera desde que reapareció en MotoGP y encara un tramo de cuatro Grandes Premios en cinco semanas que serán todo un desafío para él, ya que reconoce que aún no está en condiciones para ofrecer su versión previa a la lesión.

De hecho, este jueves Márquez ha reconocido en su rueda de prensa telemática que incluso se llegó a plantear volver a bajarse de la moto tras la cita de Jerez: «Lo hablamos y fue una posibilidad tras Jerez volver a parar. Lo consideramos y lo hablé con los doctores, pero incluso los doctores me dijeron que era bueno reintroducir las carreras en mi vida. Puedes rodar con muchos diferentes tipos de motos, pero realmente es la moto de carreras la que te permite mejorar. Lo que pasa es que cuando te rompes el húmero, está conectado con el hombro, el hombro fue operado en el pasado y quizá no está aún del todo al 100%. Pero estaba trabajando bien, como en Jerez 2020. El húmero está preparado para empujar, pero cuando das otro paso tras esta grave lesión, aparecen otras pequeñas cosas».

Aun así, llama a la calma: «Estas pequeñas cosas no quieren decir que el hombro esté en mala situación, pero hay una parte que no funciona correctamente y tenemos que entender por qué ese dolor viene durante un Gran Premio, y por qué en casa también está el dolor. Los doctores dicen que tras romper el húmero es normal que el hombro o el codo estén afectados. Ahora son pequeñas cosas en el hombro, pero me están molestando más de lo esperado para pilotar».

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
Ver ficha completa

Por primera vez desde que volvió, Márquez se ha subido a una moto entre carreras. Fue en un entrenamiento con una 600cc, con la que comprendió que no está pilotando bien y que no tiene una posición natural sobre la moto.

El #93 ahondaba sobre esa posibilidad de haber parado tras Jerez, donde ni siquiera pudo aprovechar el test posterior al Gran Premio, en el que sólo dio siete vueltas: «Era el primero que quería rodar allí, pero cuando es peligroso y no tienes nada que ganar, no toca. Es una de las cuestiones que me he planteado después de Portimao y de Jerez. No es que me lo plantee cada fin de semana, pero es una de las opciones cuando ves que no va bien algo, parar y ver qué está pasando. Pero de momento está siendo una progresión ascendente, que es lo importante y de eso se trata. Aquí sabemos que sufriremos y que las sensaciones no serán del todo buenas, pero intentar seguir con la moto, seguir acumulando kilómetros y es una forma de recuperación activa».

«Respecto al brazo, lógicamente ha ido evolucionando y la fuerza es mejor y sobre todo, el húmero, que era lo prioritario de esta lesión, está mejorando. En una recuperación de este calibre y de esta magnitud, cuando vas solucionando limitaciones, aparecen otras. El húmero ha ido mejorando y también la parte del codo, que era la que me dolía más al principio. Ahora está apareciendo el hombro, que es el que más estancado está. Junto a los doctores estamos intentando entender qué está pasando exactamente en el hombro. Me piden tiempo y ya llega un punto en el que vas con la paciencia de tener el tiempo que necesite el cuerpo, y de adaptarme a la situación. siempre que se pueda, intentaré dar ese 100% como hemos hecho hasta ahora», añadía el piloto ilerdense.

Respecto a los problemas en el hombro, asegura que son normales tras la lesión que tuvo el año pasado y cree que será cuestión de tiempo hasta que desaparezcan: «Había tenido las recuperaciones de los hombros (operados en 2018 y 2019), pero de una lesión así tan grave es la primera y espero que la única. Es normal que durante la recuperación los dolores y las limitaciones vayan cambiando. Al principio fue el hueso, que ya está prácticamente consolidado y era lo importante. Después fue el codo, que ha empezado a estar mejor, y ahora estamos centrados en el hombro, de ver qué está pasando. Ahora estoy teniendo más dolor, inflamaciones... que impiden hacer la fuerza que tenía que hacer. Estoy en proceso de recuperación. Sí que es muy largo, porque esta es la cuarta carrera, pero es así. He de ser realista de la situación que estoy viviendo. Estoy en fase de recuperación y estas molestias me tienen que ir desapareciendo con el tiempo».

Sobre el fin de semana de Mugello, expone que «es un circuito físico y será difícil para mí. Tengo que aceptar dónde estoy y hacer mi fin de semana».

Hay voces como la del expiloto Luca Cadalora que aseguran que "Márquez ha perdido la magia", a las que el #93 responde con claridad: «Escucho lo necesario y lo justo. Soy muy realista con mi situación actual. Sé de dónde vengo y sé dónde estoy, y sé dónde pretendo llegar. Luego veremos si puedo o no, pero la confianza en mí mismo no la he perdido nunca. En Le Mans la valoración general del fin de semana fue muy positiva, porque aunque fuese en condiciones malas, cuando no tenía limitación física volvió a salir esa magia en las vueltas que llovía un poco, salí de box, volver a ir rápido... Me caí, pero también forma parte de mi ADN, de lo que era antes: no cogerle miedo, volver a coger la moto tras la caída y volver a ser el piloto más rápido en pista. Son cosas que me gustan, que me dan energía y motivación. Sé muy bien dónde estoy y lo que tengo que mejorar, y tengo un objetivo para el que estoy trabajando. Cuando llegué no dije 'Voy a ir rápido ya'. No, no estoy listo para ir rápido. Tengo unas limitaciones que se van mejorando, pero siguen ahí. Después de una lesión de nueve meses, necesitas tiempo para que tu cuerpo esté bien. A la que el cuerpo esté bien, espero volver a ser el de antes».

Por último, sobre Mugello y los peligros a final de recta, habla de que es algo que tratarán en la Comisión de Seguridad y cree que este año se llegará aún más rápido a final de recta: «Sobre el final de recta nos quejamos cada año, porque cada año se llega con más velocidad. Este año se llegará seguramente a más velocidad aún con los holeshot y todo lo que se está evolucionando. La solución no es ampliar muros, sino bajar el cambio de rasante para que las motos no lleguen a saltar. Es un debate que en la Comisión de Seguridad sale cada año y este año volverá a salir».

«Desde que tuve la caída (en 2013 se fue al suelo a final de recta en los entrenamientos libres y se tiró de la moto para no impactar contra el muro) lo apartaron, no sé si dos o tres metros, y pusieron asfalto. Antes era prácticamente césped y luego estaba el muro. Pusieron asfalto y ampliaron el muro, lo cual hizo ganar en seguridad. Viene un poco por lo mismo, todas las caídas que se producen son por el cambio de rasante. Los muros, si llegas a 350 km/h, aunque los pongas a 500 metros estarán cerca. Tienes que intentar localizar el por qué de las caídas, que es el cambio de rasante este más los baches. Como le pasó a Pirro hace tres años, se le movió la moto en el cambio de rasante, se quedó sin frenos y salió por delante. Habría que localizar el problema y sería ese», remataba.

Deja una respuesta

Volver a la home