Un día después de su debut con la Ducati

El piloto ilerdense ha pasado por el quirófano al día siguiente de su debut con Ducati para solucionar un problema de síndrome compartimental en su brazo derecho que acusaba durante la segunda mitad de temporada.


Sólo un día después de deslumbrar en su debut con la Ducati, con la que acabó cuarto en los test de Valencia, Marc Márquez ha pasado por el quirófano este miércoles.

El nuevo piloto del Gresini Racing había mantenido en secreto un episodio de síndrome compartimental en su brazo derecho, algo que ha estado arrastrando durante la segunda mitad de temporada y que le ha llevado a operarse nada más acabar la actividad de este año.

Se trata de la primera operación de este estilo en el caso de Márquez, uno de los pocos pilotos de la parrilla de MotoGP que aún no había tenido que intervenirse de un problema bastante común entre los pilotos cuando llegan a la categoría reina, debido a la potencia y el esfuerzo físico que requiere pilotar una MotoGP.

Era el propio Marc el que informaba de la operación a través de sus redes sociales: «En la segunda parte de temporada, he estado sufriendo el Síndrome compartimental en el brazo derecho. Esta mañana hemos solucionado el problema con el equipo del Dr. Ignacio Roger de Oña con el objetivo de estar listos para el 2024».

El síndrome compartimental no supone una operación complicada, y tampoco necesita de mucho tiempo de recuperación. El ilerdense no tendrá problema para estar recuperado en las próximas semanas y llegar al cien por cien para los primeros test de 2024, que empiezan el próximo 6 de febrero en Sepang.