Marc Márquez se ve mucho más fuerte que el año pasado en Argentina

Después de un positivo inicio en Qatar, donde acabó segundo a 27 milésimas de la victoria, Marc Márquez llega a Termas de Río Hondo con muy buenas sensaciones con una Honda RC213V que se encuentra a un nivel mucho mejor que el del año pasado a estas alturas de temporada.


Marc Márquez afronta la segunda cita de MotoGP 2018 con mucha confianza. La Honda RC213V de este año ha funcionado bien hasta el momento en todos los circuitos, incluido Qatar, donde consiguió una notable segunda posición pese a ser una pista que a la firma japonesa se le había atragantado en las temporadas anteriores. Teniendo esto en cuenta, la llegada a Termas de Río Hondo se presenta bien para Marc, que siempre ha rendido a un buen nivel en la pista argentina, donde ya ganó en 2014 y en 2016, y donde siempre ha hecho la pole.

Sin embargo, el de Cervera se muestra prudente y afirma que ganar ‘sí o sí’ no es «para nada» el objetivo para este fin de semana. Aun así, destaca que las sensaciones fueron positivas en la primera ronda del año y que el test privado que realizaron en Jerez también les vino muy bien para dar otro paso adelante: «Sí que en Qatar fue muy bien, sobre todo el resultado final, segundos y cerca de la victoria. Hicimos un test privado en Jerez que nos ayudó bastante a entender diferentes cosas en circuitos más pequeños, más europeos, entre comillas», comentaba Márquez en el micrófono de ‘Movistar MotoGP’.

El vigente campeón de la categoría reina asume que no será un fin de semana fácil, ya que tendrán un neumático delantero y trasero más que probar -4, en lugar de los 3 habituales- ya que hay un tramo de la pista que ha sido reasfaltado: «De momento tenemos cuatro neumáticos delanteros, cuatro traseros, nuevo asfalto en una parte del circuito, el tiempo inestable… Hay trabajo y se tiene que planificar todo muy bien, pero sí, el año pasado fue una mala carrera y este año espero que cambie la suerte. Esperemos poder estar en el podio».

En su comparecencia en Movistar MotoGP, Márquez también ha destacado que «no puedo contar mucho» sobre los test privados de Jerez, pero sí tiene claro que esta temporada llega a Argentina mucho mejor de como lo hacía en 2017: «Bastante más fuerte. Sí que el año pasado llegábamos aquí con dudas después de la pretemporada y después de Qatar, y este año llegamos con una base mejor, sobre todo en la puesta a punto. A nivel de electrónica estamos a otro mundo este año, con una base más sólida. Esto hará que empecemos con mejor pie y a ver si durante el fin de semana podemos ir progresando. Creo que los pilotos Yamaha aquí también irán rápido», concluía el de Honda.