El piloto del Repsol Honda se ha caído tres veces este fin de semana, pero ha conseguido la victoria

Marc Márquez es el nuevo líder de MotoGP 2017, empatado a puntos con Andrea Dovizioso, tras ganar en Misano en una carrera marcada por la lluvia. El piloto del Repsol Honda se la ha jugado hasta el final con Danilo Petrucci para recuperar la primera posición del campeonato.



«Ha sido una carrera durísima. Cuando he pasado la línea de meta he chillado y he dicho de todo en el casco, preferible no tener un micrófono», decía entre risas Marc Márquez para comenzar a analizar su cuarta victoria de la temporada en el micrófono de Movistar MotoGP. El piloto del Repsol Honda se ha impuesto a Danilo Petrucci en un bonito final de carrera bajo la lluvia en Misano, arriesgando para sumar cinco puntos más que pueden ser muy valiosos de cara a final de temporada.

Este es el balance que hacía Márquez del inicio de carrera: «Está claro que ha sido una carrera de mucha tensión. Quieras o no, después de la caída del warm up he estado toda la carrera retenido porque viendo Moto2 y Moto3, ha habido muchas caídas y sabía que no podía fallar. Lo hemos hecho así. He intentado gestionar la carrera de la mejor manera; al principio Lorenzo iba muy rápido, yo no me acababa de encontrar y ahí he decidido controlar un poco a Dovizioso y perder los menos puntos posibles».

Marc-Marquez-MotoGP-Misano-2017-victoria

Pero Lorenzo se ha ido al suelo en la séptima vuelta y ha sido Danilo Petrucci el que ha liderado desde entonces. Márquez ha estado detrás del piloto del Pramac Racing hasta la última vuelta, en la que fiel a su estilo ha intentado ir a por la victoria, esta vez con éxito: «Durante la carrera me he sentido cómodo y ha habido de todo: momentos de sufrimiento, momentos en los que podía ir más rápido, pero en las últimas vueltas he tenido un plus. Tenía pensado quedarme segundo, quizá, pero este campeonato está muy apretado y cinco puntos no sabes si en Valencia te pueden servir».

Uno de los momentos más curiosos de la carrera ha sido a falta de 23 vueltas, cuando al pasar por meta ha sacado la pierna para que su equipo empezase a preparar la moto de seco por si se se acababa haciendo carril en la pista, algo que no parecía factible: «No ha ido tan lejos. Vale más ser prevenido. Tenía hablado con el equipo que si yo veía la mínima posibilidad de que se pudiera secar al final, hacer una señal para que ellos empezasen a preparar la moto de seco, porque necesitaban tiempo. Está claro que estaba mojado, pero había poca agua al final».

El gran momento de forma de Ducati es indudable. Lorenzo se ha ido al suelo cuando lideraba con cinco segundos de ventaja, Petrucci ha sido segundo, Dovizioso tercero y Pirro -wild card- quinto. Márquez sabe que la marca italiana será un hueso duro de roer: «Por eso mismo ha sido uno de los puntos y uno de los pensamientos por los que he atacado al final para conseguir estos cinco puntos. Ducati ha dado un gran paso y están yendo rápido en seco, en agua, en todos los circuitos, nunca se sabe. Al final si eres el más rápido en pista no tendrás este problema. Así que tenemos que estar concentrados en nuestro box, sacar el 100% como hemos hecho este fin de semana y si puede ser con menos caídas. Pero si las caídas vienen seguidas de trofeos y puntos, no pasa nada».

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
MotoHonda RC213V 2017
Ver ficha completa

También ha hablado sobre los abucheos en el podio y el feo gesto de los aficionados que han celebrado su caída en el warm up: «Es una situación que no me gusta, sobre todo cuando te caes y aplauden la caída. Al final nos estamos jugando la vida y hay aficionados a los que se le olvida. Espero que mi afición no lo haga nunca porque es bastante desagradable».

Por último, analizando también las tres caídas que ha tenido durante el fin de semana, que suben hasta 20 el número que lleva en el global de esta temporada, el nuevo líder de MotoGP 2017 intenta extraer la lectura positiva: «No me gusta tener caídas, pero siempre miro el lado positivo. Si hoy no me hubiese caído en el warm up, me hubiese caído en carrera. Siempre se tiene que ver el lado positivo y buscar el límite, pero también muestra que no está siendo fácil. Sí que estamos yendo rápidos, parece que todo sea bonito que vayamos rápidos en todas las condiciones, pero las caídas no vienen por sí solas, vienen porque estamos yendo al límite. Es lo que toca en esta parte del campeonato», ha concluido en Movistar MotoGP. Tras esta victoria recupera el liderato que perdió en Silverstone, ahora con los mismos puntos -199- que Andrea Dovizioso. Quedan cinco carreras para el final de una temporada apasionante como la de MotoGP 2017.