Marc Márquez cierra el GP de Cataluña con un gran botín

Segunda posición y 14 puntos menos de desventaja con respecto a Maverick Viñales. Marc Márquez sale muy satisfecho de la séptima cita de la temporada y mantiene la tercera plaza del campeonato, ahora a 23 puntos del liderato.



Marc Márquez ha completado el GP de Cataluña con una segunda posición muy positiva, teniendo en cuenta lo que había dado de sí el fin de semana hasta ese momento con un total de cinco caídas -cuatro el sábado y una en el warm up-, pero lo primero que ha comentado ha sido el cómico tropezón con el arrancador en un cambio de moto en el calentamiento matinal: «Estaba concentrado, en mi mundo, pensando en si probaba el neumático duro de atrás… Y yo qué sé, no he visto el arrancador y me he caído. Pensaba “a ver si Dorna no lo ha grabado…”, pero he salido del box e iba mirando todas las pantallas de reojo y estaba la repetición puesta», declaraba entre risas.

Después de tantas caídas, Márquez tenía dudas de cara a la carrera: «Afecta a las sensaciones encima de la moto, a volver a confiar, volver a salir y empujar», pero afirma que desde su equipo y su entorno han conseguido disiparlas y aumentar su confianza: «Me ha preguntado Santi Hernández -n.d.R. jefe de mecánicos- antes de salir que cuál era mi preocupación para la carrera. Le he dicho: “Qué dirán si me caigo otra vez, qué dirán, qué escribirán…”, y me ha dicho que si a mí me interesa eso. Ahí hay gente detrás, hay patrocinadores… y él me ha dicho que yo soy Marc y que siguiera. Eso es lo que he hecho y al final he cogido riesgos cuando Dovi tiraba, he arriesgado tres vueltas. Al final tienes que sacar el lado positivo; si no me hubiese caído ayer, había muchos números para que me hubiera caído hoy. Esto me ha hecho gestionar la carrera de otra manera».

Carrera MotoGP Montmelo 2017_08
Sobre la lucha por la victoria, Márquez pensaba que Pedrosa sería el rival a batir, algo que no ha sucedido finalmente: «Tenía muy claro que tenía que controlar mi compañero de equipo, ese era mi objetivo este fin de semana, porque creía que sería el más difícil en la carrera por lo que se había visto en los entrenamientos. Sin embargo, cuando he visto a Dovizioso sabía que se escaparía en las últimas vueltas».

El vigente campeón de MotoGP opina sobre la diversidad de resultados que están teniendo las Yamaha y las Honda en esta primera mitad de temporada: «Está siendo una montaña rusa este campeonato. Lo negativo es que hemos tenido más bajos que los pilotos de Yamaha. Es muy raro, porque Folger ha hecho casi toda la carrera detrás de mí, mientras que los oficiales no han podido. Eso descuadra un poco».

Hablando sobre el apretado adelantamiento que ha hecho a Jorge Lorenzo en la sexta vuelta, Márquez asegura que ha pensado que podría haber tocado al balear: «Pensaba que no frenaría la moto. Me ha venido algún flash de la carrera del año pasado, cuando Iannone se llevó a Lorenzo. Ahí he dejado un poco de frenos para no poner en peligro que se me cerrase la dirección de delante, porque ya había tenido un susto con Petrucci en la salida. Al final la pasada queda ahí, marca de la casa».

Por último, analizando la maniobra de Petrucci en la salida, en la que ambos pilotos se han tocado, decía lo siguiente: «La verdad es que ha hecho una cosa muy rara. Nadie se cruza de esta manera en la salida, porque sabemos que es muy peligroso. Ha salido ya cruzado y yo iba recto, y de repente he visto llegar una moto de la derecha, con la gran suerte de que hemos contactado de forma lateral. Si uno hubiera estado delante del otro… mejor no pensarlo. Se puede ser más o menos agresivo, pero en las salidas hay que salir recto, hacerlo en abanico es peligroso».

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
MotoHonda RC213V 2017
Ver ficha completa