«Esperaba que Bagnaia atacara a Martín, porque le vi muy agresivo en Jerez»

Decía Marc Márquez el viernes que era «clave» pasar a la Q2 el sábado, porque el objetivo de acabar entre los cinco primeros era casi imposible si no salía desde las tres primeras filas. No pasó a la Q2, se clasificó 13º en parrilla... y no es que acabase luchando por el top 5, sino que ha acabado segundo en las dos carreras del fin de semana, en la de este domingo llegando a sólo cuatro décimas de la victoria de Jorge Martín.

Con el #93 no hay nada imposible y así lo ha vuelto a dejar claro este domingo en Le Mans, donde ha acabado segundo tras otra fantástica remontada de 11 posiciones, aunque esta vez 'sólo' pudo quitarse a cinco rivales en la salida y a uno por caída delante -Acosta-, antes de tener que ir rebasando a los otros cinco restantes para llegar a la segunda posición. Con este resultado, se pone tercero del Mundial a 40 puntos del doble ganador de Le Mans, Jorge Martín.

marc marquez podio motogp le mans 2

Foto: Gresini Racing

No pudo repetir la excelente salida del sábado: «Lo he intentado, pero depende mucho de cómo salen los otros. En esa curva 1 no he podido mantener la línea como la mantuve ayer, porque he visto a otro piloto por dentro. He decidido asegurar la posición y pasar la primera chicane, y a partir de ahí he ido remontando uno a uno».

Tal y como había expresado el sábado, el ritmo tan bueno que ya había mostrado en la Sprint era su principal baza. De hecho, llegó a estar  a más de dos segundos de Bagnaia y Martín, y les acabó dando caza: «Es difícil adelantar, pero sí que es verdad que ayer después de la carrera sprint recalqué que para mí había sido más importante el ritmo de después que la salida, porque eso te marca la carrera larga. Hacer una salida irreal como la de ayer depende de muchos factores; hoy la hemos hecho buena, pero no como ayer. Para mí lo más importante ayer fue el ritmo, porque eso me ha dado tranquilidad para ir hoy poco a poco, de tener siempre al tercero ahí cerca, que era lo que buscaba yo. Le he pasado (Di Giannantonio) y he visto que tenía ritmo; ha coincidido que yo he hecho mi vuelta rápida personal y ellos se han adelantado, así que ahí les he recuperado el segundo que había perdido yo con Di Giannantonio. Contento de luchar con los dos gallos de Ducati».

«Ha sido un adelantamiento bueno, pero no para la victoria»

Márquez llegó a rueda de Martín y Bagnaia para jugarse la victoria en las últimas vueltas después de recortar dos segundos, pero llegó algo justo a esa parte final de carrera. No obstante, fiel a su ADN, acabó atacando a Bagnaia con una espectacular apurada de frenada en la curva 9. Así relataba este adelantamiento que le ha dado el segundo lugar en la última vuelta: «Me he tirado desde muy lejos. Pero en esa curva ayer no tenía confianza y hoy, en cambio, tenía mucha confianza y podía frenar muy tarde. Veía que detrás de la gente podía frenar tarde. Es una curva en la que puedes fallar y tienes el margen de maniobra de irte al verde o un poco largo en la chicane. Al ser la última vuelta, esperaba que Bagnaia atacara a Martín, porque le vi muy agresivo en Jerez y pensaba que atacaría, porque tenía aceleración; pero he visto que no atacaba, y si no atacas... Estaba ahí a ver si pescaba algo, he salido bien de la curva 8; no lo suficiente como para atacar, pero cuando he visto que tampoco defendía, he dicho: 'Ataco'».

«Es un adelantamiento bueno, pero no es para la victoria. Cuando son para victoria son más especiales», apuntaba al respecto.

marc marquez podio motogp le mans 3

Foto: Gresini Racing

Nada más pasar a Bagnaia, tenía en mente que el italiano trataría de devolverle el adelantamiento: «Cuando he visto que no me pasaba en la curva 11, he dicho: "Corre, que viene encendido". Lógicamente, lo ha intentado, he visto en las imágenes que estaba pegado en la última curva, pero tenía ritmo y velocidad en ese último sector, y eso me ha dado tranquilidad. Han hecho los dos una gran carrera». 

Márquez ya ha pisado tres veces el podio Sprint y dos en carreras largas, pero siempre en el segundo peldaño. Ha demostrado que puede luchar ya por su primera victoria con Ducati, pero llega a la siguiente cita, en Barcelona, con pies de plomo: «Montmeló me atrevería a decir que es el peor circuito por historial de lo que va en MotoGP. Veremos con esta moto, no descarto nada, pero veremos qué tal se me da. Si continuamos trabajando igual, confío en que la primera victoria llegue, pero no hay que obsesionarse. El tema está en que la primera victoria puede llegar, pero para luchar con estos dos pilotos tienes que ser perfectos en todos los ámbitos. Y por ejemplo, el error que cometimos el viernes lo salvas un fin de semana, pero no en todos. Tendremos que estar atentos en esto, porque ellos dos no fallan en ninguna qualy, siempre salen en las dos primeras líneas y esto facilita mucho la vida».

'El plan' de Márquez se sigue cumpliendo, y así lo demuestra: «Para mí, este año está siendo de disfrute... y lo estoy disfrutando».