Marc Márquez suma su segundo cero de la temporada en Le Mans

Día para olvidar para Marc Márquez en el GP de Francia, de donde ha salido sin puntos tras una caída a 11 vueltas para el final. El piloto del Repsol Honda cae ahora al cuarto puesto del campeonato a 27 puntos del liderato de Viñales.



Marc Márquez se va de Francia con las manos vacías. En un trazado en el que Honda ha sufrido en las últimas temporadas, la situación se ha repetido en el caso del ilerdense, que marchaba cuarto en el momento de su caída a 11 vueltas para el final, momento en el que estaba siendo atrapado por Dani Pedrosa. Es su segundo abandono de la temporada, tras el de Argentina, algo que no le deja nada satisfecho: «Contaba con que mi comodín ya lo había gastado; quería gastar sólo uno y ya he gastado dos. Ha sido un error que quizá en Argentina era entendible porque estaba tirando, pero aquí ya tenía muy claro cuál era mi posición, dónde tenía que terminar. Por alguna razón, en este principio de temporada he tenido muchas caídas, no sólo en carrera sino también en entrenamientos, ya que me cuesta encontrar bien la confianza con el tren delantero para parar la moto. Ahí es donde estamos trabajando».

El vigente campeón de MotoGP tenía la esperanza de acabar en la cuarta o quinta posición, dependiendo de cómo fuese su duelo con Pedrosa, a quien ya tenía a su estela antes de irse al suelo en una extraña caída en la curva 2: «Tenía claro que tarde o temprano Dani me iba a acabar alcanzado, pero pensaba que tenía el comodín de las últimas vueltas, ya que yo iba con el neumático medio trasero y él iba con el blando. Tenía muy claro cuál era mi ritmo y que para ir más rápido tenía que tomar muchos riesgos, pero por algún motivo me he caído en la curva que menos me esperaba».

Aun así, Márquez mira el lado positivo de este abandono: «Dentro de lo malo es que con dos errores estamos a 27 puntos del líder y es importante pero tenemos que intentar mejorarlo para el futuro».

Preguntado por el mano a mano entre los dos pilotos del Movistar Yamaha, Márquez ha destacado que le ha resultado sorprendente el resultado: «Ha sido interesante, el primer duelo de la temporada a últimas vueltas. Honestamente, yo creía que el duelo lo ganaría Valentino por cómo ha llegado, haciendo vuelta rápida y teniendo un pequeño margen. Esto demuestra que todos somos humanos y cometemos errores, incluso Valentino, que ha cometido un error por querer sacar cinco puntos más. Al final si no lo pruebas no sabes».

Sobre los problemas con el tren delantero, Márquez cree que podrán resolverse a corto plazo con el nuevo neumático delantero de carcasa más rígida que se empezará a utilizar desde el GP de Italia: «Me preocuparía más si no se cambiara nada, pero tengo la pequeña esperanza con el cambio del neumático delantero. Espero que podamos sacar algo ahí y también tenemos un test en Montmeló del que poder extraer algo positivo».

Por último, el de Cervera no señala directamente a los neumáticos como la clave de los problemas, ya que aún arrastran otros de aceleración, aunque mucho menos acentuados que el año pasado: «No sé si es por el neumático o por la puesta a punto. Estamos mejor que el año pasado, en el que estábamos más atrás y aquí padecíamos problemas de aceleración. Detrás de las Yamaha he visto que es nuestro puntos débil porque tengo que recuperar frenando y ese es nuestro riesgo. Pero sí estamos un poco mejor y nuestros puntos débiles son más pequeños».

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home