Márquez, positivo tras la primera jornada en Red Bull Ring

Cuarto por la mañana en seco y primero por la tarde en lluvia. Esos han sido los resultados de Marc Márquez en la jornada inaugural del GP de Austria, dominada por las Ducati de Dovizioso, Lorenzo y Petrucci. No obstante, el piloto del Repsol Honda se ve con opciones de poder luchar con las Ducati en el circuito fetiche de la firma italiana.


Marc Márquez ha cuajado un buen inicio de fin de semana en Austria, donde se prevé que tendrá que luchar nuevamente con las Ducati como ya sucediera la semana pasada en Brno. El piloto del Repsol Honda ha terminado en la cuarta posición durante el FP1, por detrás de las Ducati de Dovizioso, Lorenzo y Petrucci, replicando una vez más el planteamiento que está siguiendo en todas las citas de la temporada, que es trabajar de cara a la carrera desde la primera sesión de entrenamientos libres. En ese primer libre ha completado 22 vueltas con el mismo juego de neumáticos medios, rodando a un ritmo muy competitivo.

Por la tarde, en una sesión disputada en condiciones de lluvia, Márquez no ha tardado en encontrar buenas sensaciones con el asfalto mojado y en cuestión de cuatro vueltas se ha situado en cabeza, acabando así ese entrenamiento pasado por agua. No obstante, el de Cervera extrae las conclusiones del día en lo que ha dado de sí el FP1, ya que las previsiones son de seco para la carrera: «Lo importante es ir rápido en seco, porque todo apunta a que la carrera será en esas condiciones. Teníamos dudas de si salir o no en lluvia, pero al final hemos decidido que sí, porque tenía ganas de salir. Hemos chequeado un poco cómo iba la moto y la electrónica. Me he encontrado cómodo desde la primera vuelta y he podido hacer un buen tiempo, pero era lo de menos. Lo más importante es que por la mañana, que ha sido en seco y es donde podemos coger más referencias, hemos estado bastante cerca de Dovizioso, que es el piloto más rápido», ha comentado Márquez en el micrófono de Movistar MotoGP.

El líder del campeonato -49 puntos sobre Rossi y 68 sobre Dovizioso- piensa que se puede repetir la situación de hace una semana en Brno, donde luchó hasta la última vuelta con las dos Ducati oficiales. ¿Volverá a ser un Márquez vs. Ducati?: «Se ve; primero, segundo y tercero son Ducati, pero no nos rendimos. Intentaremos seguir mejorando porque en el FP1 me he encontrado bastante bien. Hay cosas que mejorar, lógicamente, y cosas que tenemos que intentar entender, sobre todo los neumáticos. El neumático trasero creo que marcará la diferencia en carrera, pero veremos, porque las Ducati van rápidas, hay mucha aceleración y es aquí donde hacen la diferencia. Intentaremos mejorar nosotros también», exponía el de Honda.

Márquez se queda satisfecho con el ritmo que ha mostrado por la mañana y con el plan de trabajo que ha llevado a cabo, un guión que no ha variado pese a que todos los pronósticos apuntaban que llovería por la tarde: «El ritmo era bueno. De cara a la última salida a pista hemos hecho un cambio en la moto y me he encontrado mejor, y con 22 vueltas casi he hecho mi mejor vuelta personal. Simplemente me he quedado a milésimas. Pero se tienen que entender los neumáticos. Aunque sabíamos que esta tarde había riesgo de lluvia no he cambiado mi estilo; cuando tienes confianza la tienes que aprovechar, y he decidido mantener el neumático para entender de cara al domingo, siempre y cuando mañana esté seco y podamos probar los otros dos neumáticos».