Marc Márquez llega a un trazado en el que encadena 7 triunfos consecutivos

En un fin de semana que se prevé intenso por la meteorología y el reasfaltado de Sachsenring, Marc Márquez destaca que una de las claves será encontrar el equilibrio en todas las condiciones posibles.



Marc Márquez llega a Sachsenring en la cuarta posición del campeonato, pero a sólo 11 puntos del liderato de Andrea Dovizioso. El piloto del Repsol Honda ha encadenado dos podios seguidos y afronta la novena cita del año como el hombre a batir, ya que ha ganado en Sachsenring en los siete últimos años -una en 125cc, dos en Moto2 y cuatro en MotoGP-.

Un triunfo sería una forma inmejorable de llegar al parón estival, más si cabe para Márquez, que no vence desde Austin. Sin embargo, el reasfaltado en Sachsenring, las cuatro opciones de neumático delantero y trasero que ha llevado Michelin y la previsión de lluvia para casi todo el fin de semana hace que la cita alemana se presente con un gran interrogante para todos, tal y como afirma el vigente campeón de MotoGP: «Será un fin de semana de esos en los que tienes que trabajar y estar muy concentrado, porque además del nuevo asfalto y los cuatro neumáticos delanteros y traseros, se le añade la lluvia. Será vital hacer el paso correcto en todas las salidas a pista y no tirar marcha atrás, es ahí donde tenemos que estar plenamente concentrados. La ventaja es que es un circuito que se me ha dado bastante bien», comentaba en Movistar en MotoGP.

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
MotoHonda RC213V 2017
Ver ficha completa

Sobre su racha de siete triunfos consecutivos en esta pista, Márquez advierte que sus rivales están cada vez más próximos a él en esta cita. Aun así, espera aprovechar el hecho de que este no es un trazado en el que la aceleración sea un factor influyente: «Es un poco como en Austin, cada año se van acercando un poco más. Veremos cómo está el asfalto nuevo, pero si me veo fuerte… aquí hay pocos puntos de aceleración, que es donde perdemos. Faltará ver cómo se adaptan los neumáticos a este nuevo asfalto y sobre todo ver qué tiempo hay, porque si es en lluvia es un poco más lotería».

Por último, el ilerdense destacaba que la clave de esta temporada para él es que está siendo competitivo en todas las condiciones, algo muy importante para afrontar un fin de semana en el que es muy probable la aparición de la lluvia: «Quizá no destacamos mucho en una condición, pero el punto fuerte es que en todas las condiciones -en seco, en agua, pista deslizante, con grip…- siempre estamos entre los cinco primeros, que ya es algo. Se está viendo que este año no es como otros, en los que prácticamente entrabas entre los cinco primeros. Ya estar ahí es difícil», concluía el piloto del Repsol Honda.