Márquez avisa: «Soy consciente de que a nivel de fuerza iré a menos durante el fin de semana»

Después de comenzar en la sexta posición en su día de vuelta a la competición, Marc Márquez analizaba cómo se encuentra tanto física como técnicamente, y cuáles habían sido sus sensaciones tras subirse a una MotoGP 265 días después. Aún no se encuentra al cien por cien físicamente, sobre todo en el apartado muscular, donde arrastra problemas en el hombro (operado en noviembre de 2019) debidos a la inactividad.


Marc Márquez ya está de vuelta. 265 días después, el piloto del Repsol Honda ha vuelto a subirse a su MotoGP tras la grave lesión en el húmero derecho, del cual tuvo que ser operado en tres ocasiones. A las primeras de cambio ha sorprendido, acabando tercero el FP1 y luego siendo sexto en la segunda sesión de libres.

Acaba el viernes como el mejor piloto de Honda, rápido a una vuelta y tan incisivo como de costumbre, pero asegura que a nivel físico aún le falta y cree que en ese aspecto irá a menos durante el fin de semana.

Se encuentra bien de la lesión en el húmero, pero sus principales dificultades están actualmente a nivel muscular. Arrastra problemas en el hombro derecho (y quizá algo de capsulitis), operado a finales de 2019 y con el que está pagando aún la inactividad: «El brazo en general, a nivel óseo está bien, por eso estoy aquí corriendo, pero sí que es cierto que a nivel muscular, sobre todo con el hombro es con lo que estoy sufriendo más. Es un hombro del que me operé hace cuestión de un año y medio, a finales de 2019. El nervio se tocó un poco y todo el deltoides quedó un poco más débil. Lógicamente lo recuperé y por eso a Jerez llegué bastante bien, pero si recordáis la pretemporada de 2020 estuve bastante fastidiado con el hombro derecho y la inactividad durante todo este tiempo no ha ayudado a eso. Entonces tuve y quizá tengo aún un poco de capsulitis, molestias en el hombro que son completamente ajenas a lo del húmero. Y luego también los estabilizadores del codo. Una cosa es trabajar en el gimnasio, que estás estirado en una banqueta y con todos los pesos controlados, y la otra es aquí, que son muchos movimientos y muchas fuerzas. Todos los músculos están bastante bien, pero los estabilizadores del codo y del hombro son con los que estoy sufriendo. Veremos mañana cómo reacciona».

Sigue sin marcarse un objetivo concreto en cuanto a resultado y todo dependerá de cómo evolucione su fatiga con el brazo. Tiene claro y ha sido advertido de que lo normal es que vaya a menos durante el fin de semana: «Es relativo. Ahora te diría una cosa y mañana seguramente te diré otra. Después del entrenamiento aún no han salido las agujetas ni la fatiga, y soy consciente de que mañana seguramente me levantaré peor. Ya me avisaron mi fisio Carlos y los doctores que durante el fin de semana iré a menos, pero no quiere decir que sea malo. Iré a menos, cuando vuelva a casa volveré a recuperar y habrá un cambio. Pero sí que, a nivel de fuerza, lo más lógico es que durante el fin de semana vaya a menos y la clasificación es donde más sufriré. Con neumático nuevo es donde más me está costando. He puesto goma nueva en el FP2 y hasta la cuarta vuelta no he cuadrado la vuelta, y aun así he tenido que salvar una derrapada, casi caída. Sigo con la misma tónica que ayer, sin ponerme presión y ningún resultado, pero sin descartar nada. Simplemente, bienvenido lo que venga. Cuando he visto en el primer entrenamiento que ya estaba tan cerca del primero y que en el segundo entrenamiento estaba cerca de Quartararo (2º), ya sólo estar ahí cerca y poder pilotar, es bueno. Ahora toca pilotar sintiendo la moto».

Pese a todo, ya ha tenido tiempo de protagonizar una de esas acciones al límite 'marca de la casa', una derrapada brutal en su vuelta rápida del FP2 a 170 km/h. Por ahora, no son acciones que tenga del todo controladas y con las que disfrute: «De momento no lo disfruto mucho. Voy en moto y lógicamente no puedo ir en moto pensando en que no me puedo caer o en no arriesgar. Voy haciendo lo que siento y puede ser que mañana o el domingo llegue una caída. Pero sí que es cierto que he notado aún que físicamente me está faltando. Sobre todo en las curvas de izquierdas voy muy bien, pero en las de derechas, que son la mayoría, me falta. Los sustos y los movimientos no son porque lo tenga todo completamente controlado, sino que me falta aún fuerza en el brazo para cargar un poco más el tren delantero, que es una de las características de mi pilotaje y ahora no lo puedo hacer. Pero son detalles».

Sus rivales no se han mostrado sorprendidos por los resultados que ha hecho Marc en su primer día (3º en el FP1 y 6º en el FP2 y global de la jornada), pero él sí que ha superado sus propias expectativas: «Mis rivales quizá no se han sorprendido, o eso han dicho, pero yo sí me he sorprendido de cómo he empezado y de cómo estaba. Sobre todo de la sensación encima de la moto, pero también del resultado, cuando he visto que estaba cerca de ellos. Esa no es la prioridad número uno ahora, pero también te hace ver y entender el nivel al que empiezas después de nueve meses».

Asegura que las sonrisas en el box llegaron, en parte, por verse tan arriba desde el inicio, algo que no se esperaba: «La primera vez que he entrado al box, me he reído porque me parecía más fácil esta moto que la moto de calle con la que entrené en Montmeló y Portimao. Me he sentido más cómodo de entrada. Luego cuando llegaba y me veía cerca de los primeros, lógicamente me salía una sonrisa de pensar 'qué hago aquí'». 

Pese a que tiene margen técnicamente por haber empezado con la puesta a punto de Bradl y sin haber hecho muchos cambios, no quiere dar palos de ciego ni hacer cambios hasta que no se encuentre del todo a gusto pilotando: «Sí que técnicamente aún podemos seguir mejorando, pero no es ahora la prioridad. El nivel lo marcará muscularmente cómo me vaya adaptando y cómo vaya afectando la fatiga al brazo. Técnicamente podemos mejorar, pero aún no sé pedir al equipo dónde está el punto o 'aquí es donde perdemos más'. Aún tengo que dar más vueltas, porque no quiero forzar tampoco una situación de que perdamos el rumbo».

Deja una respuesta

Volver a la home