Marc Márquez ha dominado la segunda jornada de test en Buriram

Después de una positiva toma de contacto con el circuito de Buriram ayer, Marc Márquez ha dado un paso al frente este sábado siendo el primer piloto capaz de bajar de 1:30 en este trazado. Ha liderado la segunda jornada de test con el mejor tiempo, un gran ritmo y un total de 97 vueltas.


Nada mejor para Marc Márquez que celebrar su 25º cumpleaños subido a su Honda RC213V. Un año más, el cumpleaños le ha llegado en mitad de unos test de pretemporada y en esta ocasión lo ha rematado con un día realmente productivo sobre el asfalto de Buriram. El vigente campeón de MotoGP ha completado una jornada maratoniana de 97 vueltas, haciendo gala de un gran ritmo, puesto que 31 de ellas han sido en 1:30.

Pero eso no es todo: además, ha sido el primer piloto capaz de romper la barrera del 1:30 en el trazado tailandés, consiguiendo un registro de 1:29.969 que le ha servido para encabezar la tabla de tiempos por delante de su compañero Dani Pedrosa. Así las cosas, Márquez volvía a reafirmar el gran potencial de la Honda RC213V 2018, una moto con la que tanto el #93 como Pedrosa y Crutchlow están cuajando un sensacional inicio de pretemporada.

El dominador de la jornada se mostraba muy satisfecho por cómo habían ido las cosas y agradecido por las felicitaciones por su cumpleaños: «Primero de todo, quiero dar las gracias a los aficionados por todos los mensajes de felicitaciones que he recibido por mi cumpleaños. La mejor manera de celebrarlo es pilotando mi moto y disfrutando de ello», comentaba el de Cervera.

En cuanto a las pruebas realizadas este sábado, han estado centrados sobre todo en ajustes de puesta a punto y una variación aerodinámica en el carenado. Tras casi un centenar de vueltas, Márquez ha podido trabajar en el ritmo de carrera y ha lanzado su zarpazo a los tiempo en los minutos finales: «Hoy ha sido un buen día, hemos comenzado retocando un poco la puesta a punto desde el principio de la sesión. También hemos probado algunos neumáticos traseros -que no han ido nada mal- y aspectos aerodinámicos. Al final del día hemos elegido nuestra mejor puesta a punto del conjunto y he sido capaz de rodar más rápido. Veremos mañana cómo va, porque la pista cada día mejora y los otros pilotos también. Dicho esto, creo que estamos haciendo un gran trabajo en nuestro box e intentaremos seguir en esta línea», zanjaba el de Honda.