El actual campeón marca el tercer mejor registro del segundo día

Marc Márquez cierra el segundo día del Test de Qatar con la tercera mejor marca. El piloto del Repsol Honda se ha quedado a 167 milésimas de la Suzuki de Andrea Iannone, la referencia hoy, tras ser el segundo piloto más trabajador de la jornada completando 59 vueltas al trazado de Losail.


Marc Márquez cierra el penúltimo día de pruebas de la pretemporada 2018 con el tercer mejor crono. En cuanto a tiempos, el piloto de Cervera ha experimentado un salto en la tabla, cambiando la décima plaza de ayer por un puesto en un hipotético podio, a solo 167 milésimas del registro de referencia, obra de Andrea Iannone.

El actual campeón hace un balance positivo de la segunda jornada: «hoy ha ido bastante bien, sólo hemos sufrido un poco hacia la mitad de la sesión, cuando hemos empezado a probar algunas cosas que nos han hecho perder la dirección durante un rato. Pero al final eso también nos ha permitido entender alguna cosa distinta. Así que estamos contentos por cómo ha ido el día, pero mañana tenemos que seguir trabajando duro en la puesta a punto con el objetivo de mejorar nuestro ritmo y ser más consistentes en esta pista, que es una de las más exigentes para nosotros».

Márquez, y los cuatro primeros clasificados de hoy, han rodado por debajo del récord oficial del circuito -1’54.927 de Lorenzo en 2016-, tras marcar un mejor tiempo de 1:54.753 en su giro 58, la penúltima de la jornada para él, en una última salida a pista compuesta por cinco vueltas lanzadas. Las 59 vueltas del actual campeón le sitúan como el piloto más trabajador del día, solo por detrás de las 61 vueltas del debutante Takaaki Nakagami.

La curva dos de Losail sigue cobrándose víctimas y hoy ha sido el turno de Márquez, aunque finalmente ha resultado un punto positivo: «Cuando al anochecer ha bajado la temperatura y llevaba el compuesto duro en el neumático delantero, me he caído en la curva dos, que es algo un poco típico de este circuito. Y al final eso también ha tenido su parte positiva, porque he tenido que coger la segunda moto, que no estaba previsto para hoy, y me he sentido mejor».