Marc Márquez lo ha vuelto a intentar hasta el final

Otro duelo magnífico entre Andrea Dovizioso y Marc Márquez ha acabado con victoria para el italiano. Como en las dos anteriores -Austria y Motegi 2017-, el #93 lo ha intentado hasta la última curva, siendo fiel a su ADN ganador. Pese a perder por 27 milésimas, ha acabado muy contento.


Marc Márquez ha vuelto a ser superado por Andrea Dovizioso en un magnífico final de carrera, como ya sucediera en Austria y Japón el año pasado. Sin embargo, el piloto del Repsol Honda ha acabado bastante satisfecho con su segunda posición pese a perder el duelo por sólo 27 milésimas. El vigente campeón suma 20 puntos en un trazado que habitualmente se le ha atragantado a Honda: «Estoy contento, porque ya en pretemporada sufrimos aquí, nos costó mucho y al final lo sacamos. No ha sido uno de mis mejores fines de semana, pero he mantenido siempre la calma y he estado concentrado al 100%. En carrera estaba esperando el rojo, estaba esperando que Dovi llegara y nos pasase, y así lo ha hecho. Cuando nos ha pasado hemos bajado casi un segundo el ritmo e iba al límite. Pero en la última vuelta lo tenía que probar. De todas maneras, creo que hubiera pasado antes de la línea de meta, pero si no lo pruebo no me quedo satisfecho. No hemos podido, pero un segundo puesto lo hubiera firmado si me lo hubieran dicho el jueves», comentaba Marc al término de la carrera en el micrófono de ‘Movistar MotoGP’.

Pese a que en los tres ‘mano a mano’ con Dovizioso ha salido perdiendo, el #93 destaca que no le molesta por tratarse de circuitos que no son de los más favorables para él y la Honda. Pelear hasta el final con Dovizioso en circuitos como este le aporta un buen grado de satisfacción: «Dolería si fuera en mis circuitos favoritos, pero como son circuitos que tengo marcados en rojo… Si tiene que ser esta la tónica durante todo el año, va bien. Pero alguna vez saldrá, si no lo pruebas no lo sabes. A ver si en la siguiente podemos ganar».

Después del error del año pasado en Qatar a la hora de elegir el neumático delantero, esta vez la historia no se ha repetido. Ha confiado en el duro y ha ido bien: «La decisión ha sido acertadísima. Hemos estado dudando y en un momento pensábamos llevar el medio, por estar seguros, pero sabía que teníamos una carrera por delante para arriesgar. Sí que es la primera, pero si no arriesgabas era para quedar séptimo u octavo, porque muchos pilotos teníamos un ritmo muy similar».

Sobre el toque con Zarco a final de recta cuando aún restaban cinco vueltas para la conclusión de la carrera, Márquez reconoce que ha sido un momento límite, pero que tenía que atacar sí o sí: «Ahí ha habido una apnea… Pensaba que me iba largo. Era justamente cuando Dovizioso pasaba a Zarco, y tenía claro que cuando eso pasara, yo iba detrás, fuese donde fuese, y así ha sido. Lo he visto y he ido detrás, pero se me ha acumulado un poco la faena en la primera curva. Ha sido la clave de la carrera, mantener esa segunda posición detrás de Dovizioso, porque en esa misma vuelta ha empezado a tirar y es cuando hemos comenzado a abrir hueco».

Para el seis veces Campeón del Mundo, el resultado cumple lo previsto: «Viendo los entrenamientos, sabía que si trabajaba bien la carrera podría hacer segundo o tercero. Para ser primero se tenían que cuadrar las cosas y no se han cuadrado en la última curva, pero sabía que podía estar en el podio. No iba a ser fácil, pero lo hemos conseguido. Ahora a descansar, a reflexionar bien y a pensar en la siguiente».

Por último, preguntando también en su intervención en Movistar MotoGP sobre los favoritos al título, no quiere cerrar el elenco a Dovizioso y a él. No descarta a las Yamaha: «Es muy pronto para hablar de nombres, porque las Yamaha van. Depende de los rangos de temperatura, pero he ido detrás de Zarco, Valentino estaba ahí, Viñales ha hecho una gran remontada… Están para el campeonato».