Márquez admite que su actual estilo «es muy peligroso»

Pese a que el estilo de pilotaje y de afrontar las carreras es una de las grandes señas de identidad de Marc Márquez, el piloto de Cervera destaca que le gustaría encontrar otro estilo que le permita mantener la velocidad y caerse menos.



Marc Márquez quiere encontrar un compromiso para 2018. Bien es cierto que su inconfundible estilo le ha llevado a ser quien es a sus 24 años; un piloto con seis títulos mundiales, cuatro de ellos de la categoría reina, que está pulverizando todos los récords. No obstante, el lunar en la consecución de su sexto título ha sido el elevado número de caídas que ha sufrido durante la temporada, un total de 27, algo que el de Cervera quiere cambiar cuanto antes.

Y es que, además de sumar muchas caídas, Márquez ha acumulado una importante cantidad de salvadas “marca de la casa”, en las que su instinto y su tremenda destreza le han servido para evitar caídas prácticamente cantadas. Márquez destaca que le gustaría mantener su velocidad sin tener que ir al límite: «Hasta ahora el riesgo ha sido recompensado, pero en el futuro nunca se sabe. Es un instinto reflejo, no conozco el secreto, pero el físico también ayuda a hacer esto. Es algo que quiero cambiar, porque es muy peligroso, ya que si te lesionas puedes perderte la carrera del domingo. Quiero encontrar otro estilo para ir rápido y ganar carreras, pero por ahora mi estilo es este. También viene dado por el de la Honda, que es muy nervioso. Al más mínimo error llega la caída. El año que viene quiero caerme menos y mantener la velocidad», confesó el piloto del Repsol Honda en una entrevista con la televisión italiana ‘Sky Sport’.

En esa misma entrevista, Márquez también habló sobre el futuro y las posibilidades de irse a otra marca de cara a 2019, ya que finalizará contrato con Honda el próximo año. No obstante, se siente muy cómodo en Honda y agradecido a la firma japonesa: «Siempre pienso en quién me dio la oportunidad de estar aquí, en quiénes creyeron en mí. Honda me dio una moto oficial el primer año», comenta. No cierra puertas, pero si cambiara de equipo, tendría que tenerlo muy claro: «La puerta está abierta, pero siempre he dicho que iría donde el corazón me diga que vaya y donde crea que puedo ganar. No quiero arriesgarme a ir a un equipo que no sea competitivo. Quiero una moto para poder ganar en cada carrera».

En la cadena de televisión italiana echaron la vista atrás para volver a preguntar a Márquez por el episodio de Malasia 2015 contra Valentino Rossi, sobre lo que dijo lo siguiente: «Quiero olvidar Malasia, todo comenzó en la rueda de prensa y fue una escalada. Ahora hay una relación cordial y profesional, pero no cambiaría nada de lo que hice entonces», comenta el piloto español.

Sobre su rival por el título en 2017, Andrea Dovizioso, Márquez destacó lo que ha aprendido del de Forli este año: «Cuando ganó en Mugello y en Montmeló, yo estaba contento porque quitó puntos a Viñales y Rossi, pero luego me di cuenta de que Dovi podría ganar. He aprendido mucho de él, siempre mantiene su estilo con o sin presión».