«No es bonito y no me gusta hacer eso, pero cuando estás sufriendo buscas los recursos para sacar el máximo», dice Márquez

Marc Márquez comprende el enfado de Viñales tras haberle cogido rueda descaradamente en la Q2: «Le he dicho que tengo unas limitaciones que he de suplir de alguna manera». «Sé perfectamente cuál es el reglamento y que he jugado al límite, pero dentro», explicaba el #93.


La Q1 de MotoGP en Mugello ha generado cierta polémica. Marc Márquez y Maverick Viñales se vieron las caras en la repesca y el piloto de Honda, consciente de sus limitaciones físicas y de que no está teniendo el ritmo suficiente por este motivo, decidió pegarse a la rueda de Viñales, su máximo rival en esta sesión para pasar a la Q2.

Lo hizo de forma descarada, tanto en la primera salida a pista como en la segunda, esperándole incluso en boxes para salir pegado a su rueda y entrando en el pit lane tras él cuando Maverick intentaba quitarse de encima al #93, motivo por el cual el de Yamaha se lo recriminó. Al final, Márquez acabó haciendo el tiempo a rueda de Viñales, pasó a la Q2 y dejó fuera al gerundense.

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
Ver ficha completa

Márquez hablaba sobre lo ocurrido en DAZN. Se encontró con Viñales y le pidió disculpas, aceptando el enfado que mostró el piloto de Yamaha: «Justo entraba en la sala de las televisiones y salía Maverick. Últimamente tenemos muy buena relación y esto también es importante. Le he dicho que tenía toda la razón del mundo por enfadarse. Me ha preguntado por qué y le he dicho que tengo unas limitaciones que he de suplir de alguna manera, y la manera es seguir a pilotos, quemar las etapas de esta forma. He intentado no estorbarle, no adelantarle ni nada, sólo estar detrás. De esta manera él tiene pista libre y puede hacer la vuelta que quiera. Pero entiendo su enfado y entiendo que le haya molestado. Me gustaría no tener estos problemas, de esta manera querría decir que soy rápido en pista y que la situación sería al revés».

Minutos más tarde, se explayaba en la rueda de prensa telemática con la prensa escrita: «Me he encontrado con Maverick y le he dicho 'te entiendo, disculpa. Entiendo cómo te sientes, porque en el pasado me he sentido yo así'. Pero era la única manera de poder hacer algo hoy; y cuando digo 'hacer algo', me refiero al 11º puesto, no a hacer locuras. Está claro que me gustaría estar en otra situación ahora mismo, me gustaría estar delante y que me siguiesen a mí. Pero está claro que tengo unas limitaciones, que la única manera de ir un poco más era siguiendo a un piloto. He visto la lista antes de la Q1, el más rápido era Viñales y le he escogido a él, pero podría ser otro nombre. No esperaba pasar a la Q2, donde luego no he podido mejorar el tiempo. Ni lo he intentado tampoco, porque tengo unas limitaciones que están ahí. Pero es verdad que ha sido dentro del reglamento, muy al límite. Está claro que no es bonito y tampoco me gusta hacer eso, pero cuando estás sufriendo buscas los recursos para sacar el máximo. Y sacar el máximo hoy significaba hacer esa estrategia, sin molestarle poniéndome delante. En la última vuelta he cortado; podría haberlo seguido también, pero ya había hecho mi vuelta y era mucho límite. Entiendo su enfado y ya le he pedido disculpas personalmente».

De vuelta a lo comentado en DAZN, sobre si estas acciones empiezan a penalizarse, respondía que «si se decide penalizar y así lo dice el reglamento, habrá otras estrategias, como pasa en Moto3 también. Sé perfectamente cuál es el reglamento y que he jugado al límite del reglamento, pero dentro. Son cosas que pasan; me lo han hecho a mí en el pasado y lo he hecho yo en el pasado. Hoy lo he hecho yo y es la manera que tenemos de intentar absorber o solucionar nuestras limitaciones. De este modo puedo ganar tiempo en otro sitio, en las rectas con aspiraciones, como en este caso la de Maverick. Si se tendría que penalizar o no, no es decisión nuestra. Hemos salido al mismo tiempo del box. Si he ido lento yo, él también. Aunque soy honesto y hemos ido lentos por mi culpa».

Focaliza la carrera de mañana, a la que saldrá 11º, como un día para terminar, pero sin ponerse ningún objetivo: «Mañana es una carrera de acabar. Sobre pensar en puntos... Honestamente, me da igual coger tres puntos o siete. No cambia nada para el campeonato. Es una carrera para acabar, en la que me tengo que gestionar. Intentaremos salir bien, pero sabemos que todos los pilotos tienen ritmo y son constantes. Hay algunos que salen detrás de nosotros y son más rápidos, como es el caso de Maverick, que nos pasará». Su objetivo es «intentar hacer nuestra carrera, gestionarnos y ojalá pueda terminar con un buen resultado».

Por último, no quiso olvidarse de mandar ánimos al equipo Prüstel GP y a Jason Dupasquier, que se encuentra grave en el hospital de Florencia tras su accidente en la Q2 de Moto3: «Me gustaría mandar mucho ánimo a todo el equipo de Dupasquier. Estamos rezando por él. No es fácil subirse a la moto después de ver todo eso, así que esperemos que por el bien del motociclismo y del paddock no sea nada».

Deja una respuesta

Volver a la home