Márquez, al límite desde el primer día

Otro día en la oficina para Marc Márquez pese a ser el primero tras 265 días de ausencia. El piloto español, sexto en su vuelta a la competición, ha protagonizado una de esas imágenes al límite 'marca de la casa' durante su vuelta rápida.


Quienes pensaran que Marc Márquez iba a volver tomándose las cosas con calma tras haber estado nueve meses en el dique seco han errado completamente en su pronóstico. El piloto del Repsol Honda ha vuelto con la velocidad y agresividad que en él es habitual, siendo competitivo tanto por la mañana como por la tarde.

En el FP1, Marc destapó el tarro de las esencias logrando una sensacional tercera posición. Por la tarde, durante la segunda sesión de libres, ha constatado las buenas sensaciones acabando en la sexta plaza y siendo la mejor Honda. Pese a quedarse a casi medio segundo del tiempo con el que ha liderado Bagnaia, Márquez ha acabado a poco más de una décima de la segunda posición, un resultado óptimo tras un largo tiempo de baja.

Márquez ocupaba la 14ª posición antes de su última vuelta lanzada, pero en ella ha vuelto a dar el máximo para asentarse en las primeras posiciones. Y eso, en su caso, lleva implícito algún susto, salvada o imagen brutal yendo al límite.

Así ha sido en la curva 7 durante su última vuelta, en la que ha protagonizado una derrapada bestial entrando en ese viraje a derechas, precisamente 'su lado malo' tras la lesión. Según los datos ofrecidos después por la realización de MotoGP, en el momento exacto de la derrapada estaba a 52º de inclinación y rozaba los 170 km/h.

Márquez comentaba después entre risas esas mismas imágenes con su equipo en el box. Otra más 'marca de la casa' para el #93 y a las primeras de cambio.

Deja una respuesta

Volver a la home