Márquez explica su problema en la salida, que le mandó al último puesto

El piloto del Repsol Honda explica qué le ha pasado en la salida, en la que se le ha parado la moto, y cómo ha sido su remontada de 18 posiciones hasta acabar sexto en Austin. «Lo he dado todo y me voy de aquí con más confianza que con la que llegué».


Marc Márquez ha demostrado este domingo cómo se solventa un contratiempo totalmente inesperado. Nada más llegar a parrilla tras la vuelta de calentamiento, el piloto del Repsol Honda se ha cerciorado de que algo no iba bien en su moto segundos antes de que comenzase la carrera.

Y así fue: cuando se apagó el semáforo, el #93 se quedó totalmente clavado y pasó de la novena posición a la última por un problema mecánico que Honda aún está investigando. A partir de entonces, arrancó una remontada colosal de 18 posiciones que le llevó hasta el sexto, un resultado que le deja muy satisfecho por el ritmo que ha tenido en una demostración de poderío en su jardín de Austin.

Después de la carrera, en DAZN comentaba qué había ocurrido: «Nunca me gusta decir "Si no hubiera tenido ningún problema, habría ganado...", pero el ritmo era para ganar o pelear por la victoria, o estar en el podio seguro. Pero cuando se tiene que juntar, se junta todo», empezaba diciendo en el micrófono de Izaskun Ruiz.

Y ahondaba sobre lo ocurrido: «Hemos tenido un problema mecánico en la moto, que Honda está investigando qué ha pasado. estaba parado en la parrilla de salida, he visto un mensaje raro en la pantalla y de la salida a la primera curva la moto no iba bien. Luego ya, después de la primera curva, se ha puesto todo normal, se ha desactivado el holeshot delantero y ya ha empezado a ir normal la moto. Y ahí hemos empezado con nuestra carrera y con la remontada, que creo que ha sido muy buena. El ritmo ha sido bueno, aun adelantando a pilotos».

Ha sido una carrera de 'todo o nada' que ha recargado su confianza: «Sí que es verdad que cuando sales atrás no hay maniobra de gestión: es darlo todo y a ver dónde llegas. Y así lo he hecho. Lo he dado todo, y a falta de cinco o seis vueltas el cuerpo ha dicho 'basta' y ahí me he dedicado a terminar la carrera, a coger esos puntos del sexto. Pero lo más importante es que salgo de aquí con más confianza que con la que llegué». 

El ocho veces Campeón del Mundo hacía un balance de cómo ha sido su fin de semana en Austin, una prueba que afrontaba con dudas tras lo ocurrido hace tres semanas en Indonesia y tras perderse las dos últimas carreras por un nuevo episodio de diplopía: «He hecho un fin de semana sólido, arriesgando lo justo y necesario, cuando tocaba, haciendo pocas vueltas rápidas y gestionándome físicamente. Quería hacer un fin de semana sin caídas y un resultado sólido. Lo he conseguido. Lástima del problema mecánico, porque creo que sin ello podríamos haber luchado como mínimo por el podio. Pero ha pasado y lo importante es que hemos sabido reaccionar. Hemos hecho una gran carrera. Aun estando último en la primera vuelta, he podido llegar a Fabio y luchar en las últimas vueltas. Hemos conseguido más confianza, que era lo que buscaba en este Gran Premio y en este circuito que tanto me gusta, y también hemos visto exactamente el punto débil de la moto, en el que Honda debe empezar a trabajar mañana para mejorarlo de cara a las próximas carreras».

Deja una respuesta

Volver a la home