Marc Márquez empieza quinto en Jerez

Quinto, tercera Honda, con una caída… pero con buenas sensaciones. Marc Márquez ha cuajado un positivo inicio del GP de España, en el que se ha centrado en probar su ritmo por la mañana con los neumáticos blandos y por la tarde con los medios. El piloto del Repsol Honda hacía un buen balance de lo que ha dado de sí la jornada en Jerez.


Buscando el límite desde los primeros entrenamientos: «Esta mañana he buscado el límite o lo he encontrado en la curva 1, que he podido salvar la caída, y por la tarde, en la curva 6, ha sido error mío y cuando he llegado al box he pedido perdón. Quizá eran las ganas de hacer un buen ritmo y si en otros circuitos quizás hubiese dejado ir la trazada y perder la vuelta, pero aquí tengo ganas de hacerlo bien he intentado mantener la trazada y no ha podido ser. Ahora también lo sé para la carrera».

Alberto Puig ha hecho un gesto de negación con la cabeza tras ver la caída de Márquez: «Me ha avisado antes de salir. Me ha dicho que vigilase porque el neumático delantero tenía muchas vueltas… “¡y raca!”».

Alto nivel de Honda con Crutchlow, Pedrosa y él. Gran rendimiento de la RC213V de 2018, pero para Márquez no es la única clave: «La moto va bien. Hay dos factores: la moto va bien y eso beneficia a todos los pilotos Honda, o a los tres que usamos esta moto, que somos Pedrosa, Crutchlow y yo. Dani aquí siempre ha ido muy rápido, al igual que Crutchlow a una vuelta, pero a nivel de ritmo sufre un poco más. Y luego está el ‘modo contrato’; la gente empuja al cien por cien, todo el mundo quiere una moto buena, todo el mundo quiere renovar y esto, quieras o no, también influye en el resultado. Todo el mundo empuja, ya sea en entrenamiento libre o de clasificación».

Buen ritmo con el medio delantero -usado- y medio trasero en el FP2, aunque no está claro que pueda ser la elección para la carrera: «Lo probaré todo este fin de semana. Esta mañana he probado blando delantero y trasero, esta tarde he usado el medio delante y el medio detrás, y mañana tocará probar el duro delantero y trasero. A partir de ahí elegir los neumáticos buenos. El duro de delante creo que lo tengo que probar bien, el duro de detrás ya veremos. Con el medio me he sentido muy cómodo, pero esta mañana con el blando también; eso es raro, ya que de neumático a neumático no hay mucha diferencia, pero será importante. Es una carrera muy larga, son 25 vueltas y ya el año pasado al final prácticamente bajamos un segundo el ritmo. De momento somos capaces de mantenerlo y eso es lo más importante, pero creo que el domingo subirá la temperatura y eso lo hará aún más difícil».

Comienzo positivo en Jerez, aunque nada que ver con la autoridad ejercida en Austin: «La verdad es que estoy contento por cómo me encuentro con la moto, pero soy muy consciente de que tampoco estamos listos. Tampoco pretendo estar liderando todos los entrenamientos ni ganar todas las carreras. Al final, estamos sólo a viernes, pero estoy contento de cómo ha comenzado el fin de semana, aunque he tenido una caída. Sí que es cierto que no hemos puesto un neumático nuevo al final, pero es importante sentirse bien. Quizá luego el domingo Pedrosa está muy inspirado o sale Dovizioso, que está bastante bien porque el FP2 lo ha hecho con neumáticos usados de la mañana. Mañana lo veremos mejor, pero podemos decir que estamos bien, aunque no estamos como en Austin, ni mucho menos. Austin es un circuito aparte; aquí estamos en la realidad y lo que dice la realidad es que estamos luchando por el podio y, si se cuadra todo, intentaremos ganar. Si no, trataremos de sumar puntos».