Márquez empieza con un segundo de ventaja en MotorLand

Marc Márquez cierra la primera jornada del GP de Aragón 2019 como el claro rival a batir para este fin de semana en MotorLand. El piloto del Repsol Honda ha sido el más rápido del día gracias a su estelar actuación en la primera sesión de libres, en la que se ha quedado a sólo dos décimas del récord absoluto del circuito. Ha aventajado a sus rivales en más de un segundo.

En el FP2, el de Cervera sufrió una leve caída que, asegura, no ha variado su plan de trabajo. El precedente de Austin, donde dominó todo el fin de semana y se cayó cuando lideraba en solitario, le mantiene alerta.


Balance de la jornada: «Ha sido un día positivo, donde la estrategia que teníamos ha salido todo el día perfecta, salvo la caída. Pero no nos ha cambiado nada el plan ni nos ha perjudicado nada el plan que teníamos. En el FP1 ya teníamos planificado salir así, con el duro trasero para intentar entender si la puesta a punto era buena. Así ha sido y para qué esperar a la tarde si me encontraba bien, me encontraba cómodo. He decidido hacer tiempo ya por la mañana, porque de cara a mañana hay previsión de lluvia. Ya dije que a lo mejor el viernes cambiaba la estrategia para este Gran Premio. Ha cambiado porque por la tarde quería usar más neumáticos usados y entender qué goma es la que iba mejor. Hemos sacado buenas conclusiones. Por la tarde tocaba probar el neumático delantero duro. Sabíamos que había riesgo de caída con el neumático duro, pero a veces lo tienes que asumir. Le he dicho al equipo que quería probarlo, porque prefiero tener el susto en un entrenamiento libre y no la duda para el domingo en parrilla sobre si irá bien».

Ve pocas variaciones en el hecho de que la carrera de MotoGP (13:00h) sea antes que la de Moto2 (14:30h): «No cambia, porque no habrá carrera de Moto2 antes, pero sí habrá warm up. En un warm up también se hacen vueltas y la goma está ahí; así que si este es el problema, seguirá estando. Creo que es más que en carrera se sale más rígido, con depósitos llenos, hay más temperatura que en el warm up y las sensaciones cambian bastante. En cuanto al agarre, no ha cambiado mucho de la mañana a la tarde».

Sobre su comienzo arrollador y cómo se sentiría en la piel de sus rivales, a los que ha aventajado en más de un segundo: «Todo depende de cómo haya ido el entrenamiento y de si tú tienes mucho margen de mejora, de cómo te encuentres con la moto. Está claro que no es la mejor manera de empezar el fin de semana si te pones en el otro sitio. Yo a veces también he tenido una situación así, como llegar a Holanda y que Lorenzo volara con la Yamaha o llegar a circuitos en los que Pedrosa iba muy rápido y estaba lejos. Pero es paciencia y, por muchos segundos que saques en los entrenamientos libres, yo ya tengo la experiencia de Austin. Parecía que tenía ganada la carrera el jueves y me caí el domingo yendo solo. Hoy me he caído; es decir, estoy empujando, pero es mejor empezar con esta ventaja que no ir a remolque».

MotorLand, un circuito muy complicado para encontrar la puesta a punto: «He terminado con la misma configuración, pero he probado cosas. De hecho cuando me he caído, estaba probando una configuración diferente. Todo no lo puedes tener. He probado una configuración para intentar frenar un poco más tarde y mejorar la frenada, pero así pierdes giro. Si quieres más agarre, pierdes giro. Si pruebas que gire más la moto, pierdes frenada. Es un balance que tienes que entender. Y por muy diferente que sea la moto, siempre será lo mismo. Yo con dos configuraciones completamente diferentes he conseguido rodar en los mismos tiempos de dos maneras diferentes; en una sacaba el tiempo en un parcial y con la otra configuración, en otro parcial. Es adaptarte, pero este es un circuito en el que es imposible encontrar una puesta a punto ideal».