«El sábado me dieron un empujoncito de rabia», dijo Márquez

Marc Márquez se quitó la espina de Austria y Silverstone ganando el duelo a Fabio Quartararo en Misano. El piloto del Repsol Honda, que se impuso en la última vuelta, dio otro zarpazo más a un campeonato que lidera por 93 puntos y mandó un mensaje por lo ocurrido el sábado con Rossi en la Q2. El #93 ya ve a Quartararo como un rival a tener muy en cuenta.

Estas fueron sus reflexiones en el micrófono de DAZN al término de la carrera.


Sobre la espina que se quitó ganando el duelo en la última vuelta y sobre la motivación que supuso el roce con Rossi en la Q2: «Había rabia. En las últimas carreras, ya había dicho que perder en la última curva te toca. Pero siempre lo intento. Quizá otro no lo hubiese intentado, pero lo he intentado otra vez. Pero si digo la verdad, lo intenté por el empujoncito que me dieron ayer. Me dieron un empujoncito de rabia, de moral. El equipo me conoce y me dice 'Tranquilo, no te calientes'. Veía que había posibilidades, lo hemos probado y ha salido bien. Sobre todo por el campeonato, que hemos seguido aumentando la diferencia. Pero honestamente, he pensado poco en el campeonato».

A la tercera fue la vencida en los duelos de última vuelta: «Si tuviera desconfianza o miedo a que me ganaran, cuando faltan cinco vueltas cortas un poco, te quedas a ocho décimas y no hay cuerpo a cuerpo, pero no soy así. Sabía que me la jugaría y que era innecesario para mí, porque era con Quartararo y está lejos en el campeonato, pero no hubiese dormido tranquilo. Las otras veces dormí enfadado, pero tranquilo. Esta vez dormiré contento y tranquilo. Esto es lo más importante. Sobre todo también por el trabajo que hemos hecho aquí, una pista en la que se ha visto que Yamaha ha dominado claramente, pero una vez más estábamos ahí delante».

93 puntos de ventaja sobre Dovizioso: «Está claro que la ventaja es importante. Se nos está poniendo el campeonato muy de cara. Honestamente hablando, sólo lo puedo perder yo. Si se pierde, es porque lo he perdido yo. Ahora hay que tener paciencia y seguir sumando puntos. Las carreras así se disfrutan, se saborean mejor. La semana que viene tenemos otra, pero esta la vamos a disfrutar hoy».

Muy cerca de la primera bola de partido, que podría llegar en Tailandia: «Estoy a siete puntos. Le dije al equipo intentar cerrarlo como máximo en Motegi, y si puede ser antes, mucho mejor. Pero sin prisa, porque la prisa no es buena. En 2014 tuve prisa para cerrar el campeonato y se alargó. Cuando venga tiene que venir, pero disfrutando de carreras así. En Silverstone hice la carrera yo y ganó Rins; esta vez ha hecho la carrera Quartararo y he ganado yo. Pero el que se merece la victoria es Fabio, porque ha hecho toda la carrera y todo el desgaste. Pero hay esa ventaja, que cuando tira uno delante puedes conservar más el neumático».

Quartararo, un rival a tener muy en cuenta: «Se está viendo. Desde Le Mans, en los entrenamientos, la mejor Yamaha está siendo Quartararo. Luego en carrera, lógicamente, le puede faltar experiencia y puede que no le cuadren las cosas, pero esta vez se ha visto que tiene la madurez, el carácter y el talento para liderar toda una carrera de MotoGP, que no es fácil. Está preparado para ganar carreras y el año que viene será un rival muy duro para el campeonato».