Márquez analiza su décima victoria de la temporada

El décimo triunfo de Marc Márquez esta temporada le ha dado también a Honda el título de constructores con tres carreras de antelación. El ya Campeón del Mundo no ha bajado la guardia y se ha impuesto tras liderar de principio a fin en Motegi, en otra carrera impecable que no ha estado exenta de dificultades, ya que iba muy justo de consumo y se ha quedado sin gasolina pocas curvas después de cruzar la línea de meta.

Este era el análisis de Márquez al micrófono de Izaskun Ruiz, en DAZN, tras ganar en Motegi.


Balance de la carrera, de los problemas de consumo y del triunfo en Motegi: «No ha sido una carrera nada fácil, aunque me haya escapado. He tenido que controlar muchas cosas encima de la moto, tenía que pensar mucho cómo pilotar. Una para guardar neumáticos y otra, como ya se ha visto, porque se ha parado la moto cuando ya había cruzado la línea de meta. Hemos apurado al máximo, pero lo sabía. Se ha encendido una alarma a falta de dos vueltas y he dicho "Vienen, no vienen; corto gas, no corto gas...", pero ha sido justito. Estoy contento, porque había presión. Esta mañana, según me ha visto el presidente de Honda me ha dicho que quería el título de constructores aquí. Pero anécdotas aparte, hemos hecho un gran fin de semana».

Fin de semana de menos a más: «El viernes no estaba muy contento, pero ayer era más optimista después de la qualy. Faltaba reconfirmarlo hoy en el warm up, que ha sido bueno. Por eso cuando me ha pasado Quartararo, le he vuelto a pasar enseguida, porque quería imponer mi ritmo. Tenía algo más y me encontraba cómodo, en un momento de estos dulces, me salía fácil. Hemos hecho una carrera al revés; podría haber hecho como en Tailandia, pero ya se la he hecho dos veces y a la tercera no creo que cuele, así que se ha probado otra cosa».

Otra carrera ganada tras liderar todas las vueltas: «Lo dije a principio de año: puedo pilotar esta moto de varias maneras diferentes. El tiempo viene igual, pero pilotando diferente. El riesgo lo puedo controlar un poco más y esto me ayuda a ser constante».

80 victorias, a sólo 10 de las de Ángel Nieto: «Ya lo que hizo él es increíble. Está claro que los números son una buena señal, pero quiero mantener la misma mentalidad. Habiendo ganado en Tailandia he mantenido la misma intensidad este fin de semana, y quiero mantenerla también en Australia, Malasia y Valencia, porque el objetivo es acabar en el podio todas las carreras. Si no puede ser, no puede ser, pero la intención la tenemos».

Rumbo al récord de puntos: «La pregunta estrella es si ha sido mi mejor temporada. Quizá en 2014 tenía mucha velocidad, pero también ese punto de inconsciencia y falta de experiencia que me hacía fallar cuando no tocaba. Pero este año sí que a nivel de solidez y de constancia hemos dado un paso. Es mi mejor año y los números así lo dicen. Ese punto de inconsciencia siempre tiene que existir en la vida; si no, no haces las cosas».