Márquez igualó los 76 triunfos de Hailwood

Marc Márquez salió de Brno con más diferencia en la general de MotoGP tras otra victoria incontestable, dominando la carrera de principio a fin para imponerse por delante de las Ducati de Dovizioso y Miller. El piloto del Repsol Honda hizo las pertinentes valoraciones de su sexta victoria del año en el micrófono de DAZN, donde aseguró que le causa timidez que le comparen con leyendas del motociclismo tras haber igualado las 76 victorias de Mike 'The Bike' Hailwood.


Balance de la victoria en Brno, la sexta de la temporada para él: «Estoy muy contento por esta victoria aquí en Brno, y sobre todo por volver de vacaciones con esta dinámica. Es importante, y lo dije y lo recalqué, empezar después de las vacaciones con la misma chispa y lo hemos demostrado en este Gran Premio. Iba con más ganas que nunca. Todo el equipo Repsol Honda ha trabajado muy bien y hemos sido precisos, sobre todo, porque era un fin de semana en el que la estrategia contaba. Pero sobre todo en carrera he visto que había una moto en las cinco primeras vueltas y que cambiaba totalmente en las 10 últimas, porque bajaban mucho los neumáticos y había casi dos segundos de diferencia entre un neumático nuevo y uno usado. Es ahí donde he seguido. Veía que Dovizioso estaba cerca, pero cuando quedaban 10 vueltas, que es cuando he tenido el susto, eso me ha hecho reaccionar y empezar a apretar».

Decisión clara a la hora de apostar por el neumático blando trasero: «Él llevaba el medio, pero lo tuve clarísimo desde el viernes que el medio bajaba más que el blando. Es difícil de entender, porque a priori tiene que durar más. Lo tenía claro desde el viernes, pero siempre te queda esa duda, porque no sabía hasta cuándo llegaría el blando. He visto que Dovizioso estaba a medio segundo; cuando vas sobrado detrás de un piloto estás a una o dos décimas, pero he visto que no se terminaba de acercar y he decidido mantener el ritmo, sin forzar más de la cuenta. Cuando he visto que estaba a 0.5-0.6, era el momento, porque es cuando ha empezado a sufrir».

Sobre el bostezo que pillaron las cámaras durante la demora previa a que empezase la carrera: «(Risas) Me estaba durmiendo, de verdad. Estaba muy tranquilo. No sé por qué, pero estaba tan tranquilo antes de la carrera... Me daba tranquilidad, aunque hubiese unas condiciones que eran tensas. Creo que se ha tomado la decisión correcta (aplazar el inicio de la carrera 40 minutos), no porque no seamos capaces, sino porque en la primera curva había mucha cantidad de agua y lo más peligroso era la salida. Valía más prevenir; se ha visto más espectáculo así, aunque no ha sido de las más divertidas. Lo tenía todo muy claro, estaba tranquilo. En el box estaban un poco nerviosos con los neumáticos, preparando las motos, pero el equipo estaba centrado, que es lo importante».

Ya tiene 76 victorias en el Campeonato del Mundo, como Hailwood. Por delante, sólo están ya Nieto, Rossi y Agostini: «He igualado a Hailwood. Está claro que es un nombre más; el sábado sonó Doohan, el domingo Hailwood. Son leyendas del motociclismo. Siempre he dicho que me pongo un poco tímido cuando me comparan con leyendas, porque no me gusta, pero a la vez quiere decir que estamos en el buen camino. Pero, como digo, lo más importante es que después de las vacaciones hemos empezado bien. Mi hermano ha empezado mejor que yo incluso, más sólido, y esto para la familia es bueno».