Márquez ya suma 81 victorias en el Mundial, 55 de ellas en MotoGP

Marc Márquez no quiere dejar ni las migajas al resto. Este domingo se ha hecho con una nueva victoria en Phillip Island tras batir a Viñales en un bonito duelo que se ha resuelto en la última vuelta, en la que además el piloto de Yamaha se ha caído.

El piloto del Repsol Honda hacía balance de su 11ª victoria de la temporada, quinta consecutiva, que le convierte además en el piloto de Honda con más victorias en la categoría reina de todos los tiempos, con 55, superando a Doohan. Es lógico que hasta Agostini, que ganó 15 títulos y 122 carreras, empiece a temer al de Cervera.

Esto comentaba Márquez al término de la carrera en el micrófono de Izaskun Ruiz, de DAZN.


Sabía dónde iba a pasar a Viñales: «Lo tenía clarísimo. Tenía claro que le iba a pasar en recta. Tenía dudas de si me iba a pasar en la frenada de la curva 4 o en la que se ha caído, la de la 10, pero tenía un comodín, que creo que le pasaba antes de meta. Pero ahí ya era mucho riesgo, porque cada vuelta saliendo de la última vuelta me costaba, depende de cómo cogieras el bache. Pero si no pasaba nada raro, le podía adelantar antes de meta también. En la recta teníamos algo de ventaja, pero todo el segundo sector y tercero se me escapaba»».

La clave de la carrera, aguantar el tirón de Maverick: «Sobre todo han sido esas 5 o 6 vueltas a mitad de carrera en las que ha hecho 1:29 bajo, ha sido la clave. He cogido mucho riesgo. Si hubiese estado en juego el campeonato, no sé qué hubiese pasado. He cogido mucho riesgo, pero le he podido aguantar y después estudiar».

Ha seguido el ritmo de Viñales para acabar superándole en la penúltima vuelta: «Sabía que tocaba poner todos los ingredientes en esas vueltas y después cocinar poco a poco. Bajaban los neumáticos mucho y ese es mi punto fuerte, ahí es donde me sé adaptar muy bien a la moto. Aun así me costaba, porque él hacía dos o tres curvas muy rápido, pero en general podíamos ser igual de rápidos y al final podía ganar cualquiera. Hoy el más rápido en pista, honestamente, era Maverick, pero hemos sabido jugar nuestras cartas».

Adelantamiento muy al límite a Crutchlow para que se no escapase Viñales: «Ahí lo he visto claro. Maverick le ha adelantado y he visto que en tres curvas abría unos metros, así que he arriesgado al máximo. He dicho 'O le adelanto y me voy con Maverick, o me quedo con el grupo de atrás'. He cogido muchos riesgos, pero una carrera tienes que saber administrar bien y empujar cuando toca. Lo hemos hecho, pero luego sí que era una carrera de supervivencia en las últimas cinco vueltas».

Supera a Doohan y, con 55 victorias, se convierte en el piloto de Honda con más triunfos en la categoría reina: «Me lo han dicho. El piloto de Honda con más victorias. Es increíble. Doohan y Crivillé con sus piques es el primer recuerdo que tengo. Recuerdo que veía a Doohan como una bestia y es increíble poder igualarlo. No me quiero frenar aquí. Está claro que ser el piloto de Honda con más victorias me enorgullece más, porque ha habido muchos campeones aquí y me siento muy cómodo».

Agostini le ha entregado el trofeo. Empieza a ser una amenaza a las 122 victorias del italiano; con la de hoy, lleva 81 con sólo 26 años: «Con Agostini me llevo muy bien. El otro día me vino a ver, hablamos un rato y me dijo que me empezaría a hacer vudú. Pero le dije: '¡Si tienes el doble de campeonatos!'. Es toda una leyenda, pero no es sólo eso, es la persona. Cuando estaba en Moto2 me hablaba y me trataba como si fuese su hijo, y la relación se mantiene».

Deja un comentario

Volver a la home