Declaraciones de Marc Márquez tras su octavo título

Marc Márquez ha ganado el Mundial de MotoGP 2019 con cuatro carreras de antelación. El título lo ha certificado en Tailandia tras imponerse en la última vuelta a Fabio Quartararo, en un emocionante final de carrera en el que ha logrado su novena victoria de la temporada.

El piloto del Repsol Honda remata la faena en la que probablemente ha sido la mejor temporada de su trayectoria y eso son palabras mayores. Tras embocar la bola 8 (temática de la celebración de este año), Márquez concedía sus primeras palabras como Campeón del Mundo de 2019 al micrófono de DAZN. Esto era lo que comentaba:


Campeón con victoria. El desenlace soñado: «Ha sido como lo había soñado. Después de la ventaja que tenía y de cómo se había puesto el campeonato, mi intención era ganar la carrera. Lo dije desde el jueves y lo demostré desde el viernes, pese a la caída, arriesgando otra vez el sábado. Hoy creo que ha sido más difícil incluso que en Misano. Quartararo tenía incluso un poco más, pero lo hemos hecho. Hemos aprovechado la velocidad punta, que en este circuito para algo servía, pero luego en el tercer y cuarto sector tenía él mucha más tracción. Pros y contras. Aparte de esto, creo que hemos acabado el año, aunque quedan cuatro carreras, como todo el Repsol Honda se merecía, con una victoria. Han trabajado muy bien. Se lo merecen todos. Yo sólo hago mi trabajo en pista lo mejor que sé, pero sin ellos no sería posible».

Sobre si había pensado en algún momento conservar la segunda posición viendo el rendimiento de Quartararo en esta carrera: «Ha habido un momento que sí, cuando me ha sacado siete décimas. Ahí lo veía complicado y estaba sufriendo cada vez más, pero pensaba que Quartararo tenía que bajar tarde o temprano. Físicamente estoy mejor que nunca y sabía que aguantaría toda la carrera al 100%, aunque he acabado un poco mareado con la adrenalina de la celebración y todo. Pero tenía ganas de hacerlo ganando, de hacerlo en esta manera. Quiero agradecer esto a toda la gente de mi alrededor, a todos los patrocinadores y al equipo. Esto siempre se dice, pero detrás del título hay mucha gente empujando día a día».

Dominio arrollador en un año que empezó marcado por la delicada recuperación de su operación en el hombro: «Parece lejos y parecía impensable empezar de esa manera el año. Pero lo recalqué muchas veces, que uno de los objetivos era caerse menos. Lo hemos conseguido, de momento, porque en las últimas carreras hemos incrementado bastante el número. Pero es lo que tiene. Estamos yendo al límite y ahora no me quiero relajar ni un momento, porque quiero acabar el año para empezar bien el 2020. No nos conformamos, aunque está claro que disfrutaremos este título. Estoy con ganas de llegar al box para celebrarlo con los míos».

¿Qué hace diferente el octavo título de los siete anteriores?: «Lo hace diferente cada año que hay rivales nuevos. Este año ha salido Quartararo, que creo que en las casas de apuestas lo pagaban muy alto al inicio de año, nadie lo ponía en las quinielas. Más que en el campeonato, me he fijado carrera a carrera, y en cada carrera había rivales muy duros. He mejorado uno de los puntos que había marcado en rojo, la regularidad. Era saber sufrir y lo hemos sabido hacer. Esto demuestra la ventaja de puntos que hay».

Pocos pilotos (sólo Agostini, Nieto, Rossi y Hailwood habían conseguido 8 títulos o más) han logrado lo que él ya tiene: «Son nombres importantes. Estamos rodeados de leyendas del motociclismo. Siempre he dicho que esto es un orgullo y una satisfacción, pero no quiero desviar mi mentalidad. No quiero cambiar para nada mi método. Esto lo tenemos y, aunque no me gusta porque hay que disfrutar de lo conseguido este año, el año que viene será la misma presión, las mismas ganas y el mismo objetivo».