«No estamos preparados para luchar por el podio, el top 5 sería bueno», dice

Marc Márquez considera que ha tenido suerte con su 'salvada' en la Q2 de MotoGP en Misano. Saldrá séptimo mañana tras un sábado complicado, en el que ha tenido dos caídas, una en la cuarta sesión de libres y otra en la Q2.


Balance de la jornada, con dos caídas, una salvada y la séptima posición final, y expectativas para mañana: «Cuando no tienes la velocidad suficiente, arriesgas, y cuando lo haces puede salir que aproveches la oportunidad y acabases cuarto, quinto, o incluso tercero, o puede ser que caigas. Hoy hemos arriesgado, aunque no lo sentía tampoco, pero he probado y me he caído. Pero estamos un poco en la posición en la que estábamos en Misano 1.Sí que es verdad que las condiciones son muy diferentes, pero tenemos que entender por qué y también si podemos dar un paso mañana. Si es una carrera en seco, que parece que sí, a día de hoy no estamos preparados para luchar por el podio, pero intentaremos estar en ese grupo de los cinco primeros, que ya sería una buena carrera para nosotros».

Una salvada con dosis de fortuna. Aunque no es tan significativa como las que salva con el codo, también le sirve para ver que la recuperación del brazo va por buen camino: «Si hubiese sido una salvada de esas que se cierra de delante y con la fuerza del codo levantas la moto, ahí sí que sería significativa la evolución del brazo o la sensación. Pero ha sido una salvada de 'Se va...', y porque he caído encima de la moto otra vez, como me hubiese podido caer fuera. Pero sí que he hecho fuerza con el brazo y el brazo ligeramente va mejorando. Es lo que voy diciendo en las últimas carreras. En diferentes acciones, diferentes circuitos y circunstancias lo voy notando, pero soy el primero que dice que aún queda. Quedan días e incluso meses para seguir con esa evolución, que va muy lenta, pero lo importante es que va en progresión». 

Más sobre la 'salvada': «Ha sido suerte. Después de la salvada sí que he tenido un poco de dolor en el hombro durante los siguientes 30 segundos, pero no ha sido una limitación para el clasificatorio». 

Este tipo de problemas con el tren trasero no tienen que ver con los que tuvo en otro momento de la temporada, como por ejemplo con su fortísima caída en Assen: «Es muy diferente cómo me caí en Assen al susto de hoy o a la caída de Álex, porque en Assen fue con gas y aquí ha sido sin gas y sin freno, prácticamente. Es ahí donde nos está faltando poner un poco de temperatura en el neumático trasero, coger bien el agarre. Es cierto que con el paso de las vueltas he ido encontrando esa confianza. Creo que el susto mío de hoy y la caída de Álex en el FP1 fueron en la primera o segunda vuelta, lo que significa que requiere un poco más de temperatura el neumático. Quizá las otras motos pueden salir y hacerlo, pero nosotros tenemos que tener una, dos o tres vueltas, y luego empujar. Es una de las cosas críticas, pero que el piloto, en este caso yo, tiene que estar atento».

Deja una respuesta

Volver a la home