El piloto de Honda saldrá segundo mañana

Marc Márquez quiere despedir el año con una victoria, aunque asegura que “no es vital”. Tras una temporada difícil, el piloto del Repsol Honda, que dejará el trono de MotoGP en manos de Rossi o Lorenzo tras dos años de mandato, es uno de los grandes candidatos a ganar mañana. Esto ha explicado en su comparecencia ante los medios españoles después de la rueda de prensa oficial de las poles, en la que ha estado presente al terminar segundo en la Q2.

¿Quién crees que será campeón mañana?
«Quién va a ser campeón no se sabe. Se puede plantear la carrera viendo cómo han ido los entrenamientos, y creo que será una carrera rápida al inicio sobre todo, porque normalmente Lorenzo sale bien y querrá hacer unas primeras vueltas rápidas, así que tendremos que estar atentos para que no se escape. A partir de la 10ª o 15ª vuelta en adelante es una incógnita para todos; depende de cómo se caliente el neumático y de la temperatura que haya, será un tipo de carrera u otra. Si hace calor sufriremos más con el neumático delantero y si no lo hace, sufriremos un poco menos».

¿Hasta dónde puede llegar Rossi?
«Va a llegar rápido a la cuarta posición, y a priori tiene el mismo ritmo o un poco más lento que nosotros –Pedrosa, Lorenzo y Márquez–, pero ya sabemos que el domingo Valentino siempre saca algo más. Casi todos tenemos problemas con el tren delantero, así que será fundamental no empujar mucho el neumático delantero al principio».

¿Es posible que lleguéis a tener otro duelo o será una carrera más tranquila?
«No sé si tendré el duelo con Jorge, con Dani o con Valentino. Al final, me encuentre donde me encuentre, lucharé por mi posición y por acabar lo más delante posible».

Con toda la presión que tiene Valentino. ¿Crees que mañana podría cometer un error?
«No creo. Valentino tiene 36 años y mucha experiencia, aunque en estas situaciones y también en otras, todo el mundo puede perder los nervios y cometer algún error».

¿Los mayores problemas los tienes con el neumático delantero?

«Sí. De momento el que más problemas da es el delantero, pero hemos cambiado algunas cosas que van mejor para el delantero, pero entonces va peor el trasero. Así que estamos buscando el compromiso y a ver si mañana probamos algo en el warm-up. Pero sí que es cierto que el delantero es el más crítico porque es con el que hay más riesgo de caída».

¿Necesitas un resultado como una victoria para terminar la temporada?
«Me gustaría acabar el año con una victoria, pero tampoco es vital. No hay nada en juego para mí mañana. Hace poco gané, en Australia, y en Malasia también tenía buen ritmo. Así que está claro que si podemos acabar con una victoria lo intentaremos, y si no con un podio también sería bueno para empezar a preparar el martes la temporada 2016».

Con los problemas que explicas con los neumáticos, ¿crees que será una carrera como la de Phillip Island?
«Está claro que siempre que tenemos los compuestos blandos, como aquí, en Phillip Island o Le Mans, tenemos más problemas; ya sea por las características de la moto o por el pilotaje. Pero sí que es cierto que todos los pilotos Honda vamos un poco al límite. En Australia lo acusamos todos, en Le Mans lo acusamos todos y aquí también».

¿Te preocupa correr mañana especialmente vigilado por todos los aficionados de Rossi que habrá en las gradas?
«Está claro que haga lo que haga no tendré a todo el mundo contento. Pero como he hecho siempre, haré mi carrera y mi trabajo. Cuando hago mi trabajo siempre me gusta hacerlo lo mejor posible, y esto significa luchar en pista y acabar lo más delante posible».