Márquez, que ha sufrido su segunda caída del fin de semana, saldrá tercero

Ya sin el mono tras haber ido a cambiarse por la caída que había sufrido en la Q2, Marc Márquez comparecía tranquilo después de acabar tercero en los entrenamientos de clasificación de Tailandia. Desde la primera fila, el piloto del Repsol Honda buscará cerrar mañana el título, una posibilidad factible teniendo en cuenta que ha acabado muy por delante de Dovizioso en todos los entrenamientos del fin de semana.

Esto decía Márquez en el micrófono de Izaskun Ruiz, de DAZN, al acabar tercero en la Q2 de Buriram, en la que ha sufrido su 11ª caída del año.


Directo a la 'oficina' a cambiarse en vez de ir directamente al parque cerrado: «Primero, porque tenía una abrasión en el culo. Me he ido a cambiar, me he ido a mirar y no tengo nada, pero he aprovechado para cambiarme porque hace un calor inhumano y no es nada cómodo estar ahora 40 minutos con el mono puesto».

Riesgos en la Q2 que han acabado en caída: «He arriesgado como en todas las poles, ni más ni menos. Ha sido una caída que ya he visto venir cuando he frenado, pero no quería abortar la vuelta. He dicho 'si entro, haré la pole; si no entro, no'. Ha sido básicamente que cuando he salido de la curva 4, la rápida, se me movía la moto de delante y cuando pasa eso, las pastillas de freno se abren y al llegar a la curva no hay freno, no frena tanto como lo normal. Eso ha hecho que entrase más rápido en la curva y lo he visto. Pero de cara a carrera, más o menos está controlado».

Satisfecho con su ritmo para la carrera: «Contento de cómo ha ido, sobre todo a nivel de ritmo. Sabíamos que a una vuelta las Yamaha utilizan mucho el agarre que da el neumático y es muy difícil. Incluso en Aragón se acercaron a una vuelta. Aquí han ido muy rápido a una vuelta, pero a nivel de ritmo somos los más fuertes según los papeles. Luego veremos en carrera dónde podemos estar. Pero estoy contento, porque físicamente me encuentro bien; magullado, lógicamente, pero no es ninguna excusa de cara a mañana».

¿Puede pensar en una escapada como en Aragón?: «Veremos qué condiciones hay, si hace o no mucho calor, o si llueve o no llueve. Aquí no se sabe hasta el último momento. De momento me encuentro bien haciendo el ritmo solo, pero aquí cuando te siguen es mucho más fácil, porque hay dos rectas muy largas en las que el rebufo ayuda mucho. Será difícil escaparse».

No piensa en usar la calculadora en su primera opción de título: «Salgo a ganar la carrera, como en todas las otras. De momento, los dos rivales más fuertes son Quartararo y Viñales, pero no descarto a Dovizioso, porque en el FP4 ha hecho un 'modo Dovizioso': lento, lento, lento y en las dos últimas vueltas, rápido. Seguramente estará ahí a nivel de ritmo de carrera, pero nosotros intentaremos hacer nuestro 100%, lo mejor que podamos. El objetivo principal es acabar en el podio, como hemos hecho en todas las carreras del año menos en Austin».