«La primera línea no era posible, pero la segunda sí era mi posición»

Marc Márquez asegura que no ha tenido confianza en la Q2, en la que no ha sido todo lo incisivo que acostumbra, obteniendo de largo su peor resultado de parrilla en Austin, donde cerrará mañana la tercera fila de parrilla (9º).


A pesar de estar en su jardín de Austin, no pintaba que éste fuese un fin de semana fácil para Marc Márquez y no lo está siendo. El piloto del Repsol Honda saldrá noveno en el trazado estadounidense tras no encontrar las mejores sensaciones este sábado, sobre todo a una vuelta, ya que su ritmo en el FP4 ha sido uno de los más competitivos.

El ocho veces Campeón del Mundo afirmaba que no ha tenido la confianza suficiente en la Q2 a la hora del time-attack y que, además, ha cometido un error al no calcular bien el tiempo que le quedaba para dar otra vuelta. Se quita la etiqueta de favorito que le ponen otros rivales, pero irá en busca del mejor resultado posible y admite que «habrá que arriesgar» en los compases iniciales de la carrera.

Admite que se encontró con Bastianini en las dos tandas de vueltas. El italiano cortó al tener a Marc a rueda en la última vuelta, y el #93 también abortó la vuelta justo después tras cometer un error: «Nos hemos encontrado con los dos neumáticos, hemos salido de box primero yendo yo delante y después al revés. Creo que él se ha caído con el primer neumático. Y luego en el segundo hemos salido y nos hemos encontrado otra vez. Por la mañana ha sido al revés y yo he tirado de él. Esta tarde con el último neumático ha hecho un error en las enlazadas y yo también. No en esa curva, más adelante, pero por mi parte no ha pasado nada».

No ha conseguido cuadrar una buena vuelta y se equivocó con el tiempo que quedaba para el final de la sesión: «Es ahí donde he cometido un error de novato. No he mirado el tiempo que quedaba y pensaba que con el segundo neumático me quedaba otra vuelta, y de hecho la vuelta que me ha clasificado ha sido la peor vuelta mía en cuanto a sensaciones y a nivel de velocidad. También me ha faltado un poco de confianza conmigo mismo, que poco a poco lo iremos cogiendo. Pero es normal cuando vienes de un fin de semana con muchas caídas y con una caída fuerte, y lógicamente cuando pones neumático nuevo aprietas, y cuando aprietas no está todo controlado. Es ahí donde no lo he sentido. En el FP4 me sentía cómodo, pero en la qualy no», comentaba en DAZN.

«Saliendo noveno no puedo ser el favorito»


Después ahondó más en algunos temas. Respecto a la carrera que espera mañana, ve claves los compases iniciales: «Dependerá mucho de la salida y de las primeras vueltas. Si la salida es buena y en las primeras vueltas pasas a cinco o seis pilotos, será un tipo de carrera, pero si no sales bien y pasas décimo o undécimo, entonces será otra. Habrá que arriesgar. Es lo que he dicho, estoy aquí para competir».

Explicaba con más detalle por qué no ha podido conseguir un resultado mejor este sábado: «No creía en mí mismo. Ha ido bien durante el fin de semana y he trabajado bien, con ritmo, pero en la qualy he salido con tráfico, no he querido tirar y no he creído en mí. Ha sido error mío. Además, con el segundo neumático hemos tenido algunos problemas con la moto y es la razón por la que no he podido tirar como quería. Además, creía que tenía una vuelta más, así que error mío. La primera línea no era posible, pero la segunda sí que era mi posición. Tengo que estar contento por salir noveno, porque era mi peor vuelta».

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
Ver ficha completa

Aunque hay rivales como Quartararo que le consideran favorito para mañana a pesar de cerrar la tercera fila, Márquez tiene claro que no lo es: «No puedo ser el favorito. He tenido un fin de semana extraño y era la única forma de sobrevivir a él. Tiré sólo algunas vueltas el viernes y hoy, pero no he tenido un entrenamiento normal hasta el FP4. Ahí he tratado de entender cuál es mi ritmo. En el warm up haré otras cuatro o cinco vueltas y a esperar a la carrera. Empezando noveno no puedo ser el favorito».

Es muy tajante a la hora de hablar sobre si se verá un Marc distinto en el futuro: «No, al final es como siempre. No he tomado menos riesgos hoy que en Indonesia, han sido más o menos los mismos. Cuando pongo neumáticos nuevos, empujo. En Indonesia el problema fue que cada vez que apretaba con neumáticos nuevos me caí: en el FP2 y en el oficial. Pero el resto del tiempo era capaz de mantenerme en la moto, de ser suave y de trabajar en el ritmo de carrera. Hoy también he apretado y en Portimao lo volveré a hacer. Pero sí que es cierto que tras un fin de semana como el de Indonesia y después de dos semanas completamente fuera, no sólo en la parte física sino también para la cabeza, lo que haga aquí es muy importante para mí. No puedo encarar el fin de semana en modo ataque, tengo que encararlo pensando en entender y es lo que he hecho a lo largo de todo el Gran Premio y lo que haré mañana. Y por supuesto que apretaré, porque estoy aquí para competir, no para dar vueltas».

Deja una respuesta

Volver a la home